Las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York reabrirán en septiembre próximo cuando inicie el nuevo año escolar.

Así lo anunció este jueves el alcalde  Bill de Blasio, tras asegurar que la Ciudad está avanzando “a todo vapor” en la elaboración de un plan completo para que la mayoría de los 1.1 millones de estudiantes regresen a clases, gracias a que las cifras del auge del COVID-19 siguen contenidas.

“Toco madera, pero sabemos que si todo va como hasta ahora, donde estamos progresando constantemente en la reapertura, vamos a reabrir nuestras escuelas de manera segura y exitosa”, dijo De Blasio. “Hemos dicho, y lo creo, que va a ser el mejor año escolar en la historia de las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York”.

El Alcalde manifestó que la principal meta para el otoño es que los estudiantes, maestros y personal escolar que empiecen el año, lo hagan en un ambiente seguro teniendo en cuenta la salud, y por ello se deberán implementar planes de distanciamiento social, uso de máscaras y evitar acciones de riesgo de contagios del coronavirus. “Estamos haciendo el trabajo desde ahora mismo para que septiembre sea exitoso, para que el nuevo año escolar sea exitoso.

El 75% de padres apoya el regreso a escuelas

De Blasio mencionó que la decisión fue tomada de la mano de los padres de familia, tras hacer un sondeo entre 450,000 personas, que reveló que el 75% de ellos quieren enviar a sus hijos de regreso a la escuela en septiembre.

“Se sienten listos ahora. Saben que eso es lo que quieren hacer. Por lo tanto, estamos a todo vapor para septiembre, y aunque el objetivo, por supuesto, es tener el número máximo de niños en nuestras escuelas al comenzar, sabemos que habrá muchos desafíos”, dijo el mandatario local.

“Sabemos que hay desafíos logísticos en las escuelas que estaban superpobladas antes del coronavirus y ahora tienen que practicar el distanciamiento social. Pero vamos a hacer que funcione al máximo en cada escuela y vamos a trabajar con las realidades de programación para encontrar maneras. Mientras tanto, vamos a esperar y rezar para que la comunidad científica avance sobre esta enfermedad, porque eso es lo que realmente abrirá la capacidad de recuperar el 100 por ciento”, agregó.

Dentro de los planes de regreso escolar, el Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) está trabajando con cada centro educativo para establecer cómo será el comienzo del nuevo año, pero se anticipa ya que en algunas escuelas es probable que todos los niños no acudan de manera presencial.

Cada escuela tendrá un número, que es el número máximo que puede haber en esa escuela con distanciamiento social. Usando cada espacio concebible en esa escuela, vamos a convertir todo lo que se puede convertir en un aula para acomodar el distanciamiento social”, dijo el Alcalde. “Para las escuelas que no puedan acomodar a todos sus hijos en el edificio al mismo tiempo, por definición, habrá algún tipo de horario escalonado. Esa parte se determinará con las escuelas”.

Entre tanto, el canciller de Educación Richard Carranza, confirmó que las autoridades escolares están trabajando de manera coordinada para garantizar que en septiembre todo esté resulto para empezar a enfrentar los nuevos retos.

“Estamos trabajando muy de cerca con el Departamento de Educación del Estado, así como con los Regentes. Todavía no han requerido la presentación de planes de reapertura, pero todos los distritos escolares en el estado de Nueva York están a punto de desarrollar los planes de reapertura”, dijo el funcionario. “Anticipamos que en algún momento de este verano, pedirán el plan y estaremos listos para comenzar“.

Padres opinan sobre la reapertura

Parte del plan de acción de la Ciudad con las escuelas, incluirá la entrega de forma gratuita de mascaras, la implementación de la regla de seis pies de distancia, la creación de estaciones de lavado de manos, el suministro de desinfectante de manos en todas las escuelas, la puesta en marcha de limpieza profunda todos los días.

Carolina Castillo, madre de dos pequeños de escuela elemental, se mostró emocionada con el anuncio, pero confesó que siente un poco de temor por la seguridad de sus niños.

“Creo que ya casi nadie aguanta el encierro en las casas, y muchos menos los niños, por lo que me parece buena idea que vuelvan a clases en septiembre, pero me preocupa como van a poder garantizar que los niños respeten las normas y no se junten todos, cuando ellos solo quieren estar jugando y no miden consecuencias”, dijo la madre, quien destacó otro punto importante de la necesidad de que reabran las escuelas.

“La otra cosa es que si los niños siguen estudiando desde la casa, uno no va a poder trabajar y entonces quién nos va a mantaner y a ayudar con los ‘billes’ y las rentas si a nosotros nos ha tocado solitos, con la sola ayuda de Dios para enfrentar esto, porque ni un dólar nos ha entregado ni De Blasio ni Cuomo a los inmigrantes”, agregó la madre colombiana.

El anuncio de De Blasio volvió a crear choques con el gobernador Cuomo, pues su oficina dijo que es prematuro asegurar desde ya que las escuelas abrirán en septiembre y recordó al Alcalde que la Ciudad no tiene autoridad para ordenar esa reapertura.

Amplían plan de restaurantes al aire libre

Por otro lado, y tras reconfirmar que todavía los restaurantes de la Gran Manzana no tienen autorización para empezar a ofrecer sus servicio en espacios interiores, el mandatario local anunció que a fin de ayudar a ese tipo de negocios, expandirá el programa de mesas afuera en calles seleccionadas, con 2.6 millas de avenidas al aire libre que serán usadas para comer.

de ellas relacionadas con bares y restaurantes. Por lo tanto, tenemos que duplicar las calles abiertas y los restaurantes abiertos y juntarlos para abordar la situación y dar las mejores opciones a nuestros restaurantes y a sus empleados”, dijo De Blasio, explicando las novedades. “A partir de este fin de semana, 22 calles abiertas también tendrán restaurantes abiertos en ellas. Y algunos de ellos estarán en calles abiertas existentes, otras serán nuevas… Arthur Avenue en el Bronx, la Quinta Avenida en Park Slope, Little Italy y Mulberry Street aquí en Manhattan”.

El Alcalde destacó que en los próximos días el programa se extenderá a otras calles de la Gran Manzana como Dyckman Street, al norte de Manhattan.

“Lo haremos en los cinco condados. Vamos a trabajar con los Distritos de Mejoramiento Comercial y las alianzas y asociaciones locales que han sido socios clave en el plan Calles Abiertas. Y esto será los viernes por la noche y los fines de semana, los momentos en que la gente más quiere ir a los restaurantes”, advirtió el burgomaestre. “Va a abrir un mundo de posibilidades y hará que muchas personas vuelvan a sus trabajos. Queremos ayudar a las personas que trabajan”

Datos de la reapertura de escuelas:

  • 450,000 padres respondieron a la encuesta para reabrir las escuelas.
  • 75% de los padres encuestados aprobó el regreso a clases en septiembre.
  • Se requieren múltiples planes para esa reapertura por parte de cada escuela.
  • Uso de máscaras, distanciamiento social, limpieza profunda en las escuelas y estaciones de gel antibacterial, serán obligatorias.
  • Se estima que no todos los niños regresen a clase en septiembre.
  • Habrá que hacer adecuaciones en los planteles.
  • 2% es el promedio de nuevos contagios diarios de COVID-19 en la ciudad

Fuente