Loading...

showimage (3)Una veintena de exguardias del campo de exterminio nazi de Majdanek podrían ser inculpados en Alemania, tras una amplia indagación de hombres y mujeres de las SS que realizaron tareas allí, dijeron investigadores de crímenes de guerra el martes.

El procurador federal Kurt Schrimm, jefe de la oficina encargada de crímenes de guerra nazis, dijo que espera entregar los casos a la fiscalía de estado en dos semanas para que presenten cargos de complicidad en asesinatos. La oficina de Schrimm no tiene poderes para instruir cargos.

El investigador principal Thomas Will dijo a la Associated Press que se identificó y ubicó a unos 30 sospechosos, de los cuales 10 habían muerto. Los 20 hombres y mujeres restantes viven en Alemania, dijo, pero se negó a entrar en detalles.

Otros 220 son objeto de investigación, pero no se les ha ubicado.

La investigación sobre los guardias de Majdanek es la segunda de su tipo desde 2011, cuando John Demjanjuk, un obrero del automotor residente en Ohio, fue condenado en Alemania por haber sido guardia en un campo de exterminio, sin pruebas de participación en la muerte de prisioneros.

Demjanjuk siempre negó haber sido guardia y murió antes de que se pudiera procesar su apelación, pero la oficina de Schrimm tomó su caso como antecedente para recomendar el procesamiento de 30 exguardias de Auschwitz.

La oficina empezó a investigar a un millar de exoficiales de Majdanek, en la Polonia ocupada por los nazis, donde murieron unos 360.000 prisioneros, en su mayoría judíos.

Si bien Majdanek también era un campo de trabajo -lo cual significa que en teoría una persona que fue guardia allí no tuvo necesariamente participación en el genocidio_, los fiscales se enfocaron en guardias que presuntamente estuvieron presentes durante las matanzas.

Las investigaciones de Auschwitz continúan y Schrimm dijo que prevé anunciar nuevos sospechosos “en los próximos meses”.

Efraim Zuroff, principal cazador de nazis del Centro Simon Wiesenthal, exhortó a la fiscalía de estado a dar prioridad a estos casos, dada la edad avanzada de los sospechosos.

“Tenemos muchas esperanzas de que se acelere el trabajo para que la mayor cantidad de gente vaya ante la justicia”, dijo.

(fuente el diario libre)