Loading...

image

 

Todos podemos ser mal interpretados, incluso la reina de Hollywood, Angelina Jolie, quien se metió en problemas en una rueda de prensa en China, donde se encontraba promocionando su más reciente cinta “Maleficent”.

En ese lugar le preguntaron cuál era su director chino favorito, ante lo cuál la diva respondió: “No estoy segura si consideran como chino a Ang Lee, porque es taiwanes, pero él hace muchas películas en idioma chino con muchos artistas y actores chinos, y creo que sus obras y los actores en sus películas son las que más me resultan familiares y los aprecio”.

A pesar de que la embajadora de las Naciones Unidas fue muy cuidadosa con su respuesta, enojó a algunos chinos por decir que Lee era taiwanés; a pesar de que el director realmente nació en ese lugar, el problema fue que algunos dijeron que esa respuesta implicaba que la actriz reconocía a Taiwán como un estado independiente, asunto que no les gustó mucho a los chinos.

Para hacer un poco de memoria histórica, China se ha disputado la soberanía de Taiwán desde 1949, después de la Guerra Civil China. Las tensiones se han enfriado, pero China todavía ve a Taiwán como una “provincia rebelde” y no como una nación independiente.

Pero el padre de sus hijos, Brad Pitt, también tuvo problemas en su momento con China, por la película del ’97 “Seven Years in Tibet”, lo que también enojó a las autoridades de ese país.

Aunque “Maleficent” aún no se ha estrenado en China, en Taipei, Taiwán, ha arrasado con la taquilla, siendo la segunda cinta más vista de ese lugar.

La actriz se encuentra actualmente en Londres en una conferencia para terminar con la violencia sexual.

Fuente: Variety