Loading...

image

 

Este jueves la actriz estadounidense Angelina Jolie fue recibida el Papa Francisco en una breve cuanto sorpresiva -nadie sabía que desde ayer miécoles estaba en Roma- y significativa audiencia privada que tuvo como escenario la elegante sala del Tronetto, ubicada muy cerca de la biblioteca pontificia.

Angelina Jolie se presentó al encuentro con el Pontífice en compañía de dos de sus seis hijos, con Shiloh e Zahara y también con su hermano, James Haven, pero sin su esposo Brad Pitt, quizá porque el también actor no es creyente.

Francisco, como es su costumbre, regaló durante su encuentro a la actriz un rosario que Angelina seguramente conservará en un lugar seguro vista la gran admiración que dice sentir por el Papa Francisco.

Según la revista estadounidense US Weekly el encuentro con el papa lo solicitaron al Vaticano Angelina y su marido Brad Pitt, quien al igual que ella también realiza campañas de solidaridad en Africa, para expresar al Pontifice su estima y sobre todo su agradecimiento por la constante labor que realiza en defensa de los más pobres del planeta.

La actriz sin embargo dio a entender que la iniciativa había sido de la sede pontifica. “Ser invitada con mi película al Vaticano es no sólo un honor sino un gran tributo para la historia que cuento en Unbroken” (Invencible), comentó Angelina Jolie agregando que lo “sucedido a Louis (el héroe de su película) es un gran ejemplo de forza y de perdón”.

La intención de Angelina era hacer ver la segunda película que dirige al Papa, quien no pudo asisitir a la proyección porque en esos momentos estaba encontrando al cardenal y arzobispo de París, André Vingt Trois.

Inspirada en el libro Unbroken de Laura Hillendbra, su película -que a partir del 29 de enero será vista en Italia- fue proyectada antes de su encuentro con Francisco en la casina Pio IV, ubicada dentro de los jardines del Vaticano y también llamada Villa Pia.

Invencible cuenta la historia verídica del joven atleta Louis Zamperini (protagonizado por Jack O’Connell), quien luego de participar en los Juegos Olímpicos de 1936 ingresará en el Ejército de Estados Unidos, donde se convirtió en un piloto de guerra.

Un accidente en el Pacífico obligará a Louis a luchar por su sobrevivencia en condiciones de extrema dificultad, careció de agua y comida por 47 largos días, hasta que los japoneses le detuvieron y le hicieron preso.

Al final de la proyección la actriz y ahora también cineasta comentó que Francisco es admirado incluso por los no creyentes -como su esposo- por los mútiples gestos emblemáticos en favor de la paz en el Medio Oriente, contra el capitalismo salvaje y el aumento de la pobreza, así como por la mediación que realizó en favor del restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Este mismo jueves Angelina Jolie, sus hijos y su hermano volaron con destino a Los Angeles, donde mañana, según parece, la actriz tiene una cita importante.

Fuente