Loading...

NUEVA YORK  – Una vez más, la propuesta del Dream Act de Nueva York quedó a manos del Senado estatal, luego de ser aprobada abrumadoramente por la Asamblea la noche del jueves con un voto de 81 a 42.

La legislación que ofrecería ayuda financiera a jóvenes estudiantes indocumentados ya fue rechazada tres veces por el Senado. Pero este año eso podría cambiar, ya que elgobernador Andrew Cuomo la ha unido en el presupuesto estatal de 2015 con otra propuesta del gusto de la mayoría republicana.

Dentro de los $100 millones asignados para la propuesta de crédito de impuesto educativo, que es rechazada por los demócratas y los sindicatos de maestros, hay $27 millones para la legislación.  Esto incentivará  que los republicanos en el Senado tomen una decisión definitiva, ya que deben aprobar o rechazar la propuesta por completo.

“No existen las condiciones políticas dentro de una mayoría republicana para apoyarlo [el Dream Act], de manera que es más práctico que se incluya en el presupuesto, ya que tiene cosas buenas para los republicanos y cosas buenas para los demócratas”, indicó elsenador Adriano Espaillat.

Espaillat agregó que, este año, Cuomo amplió la mesa de negociación al incluir a laConferencia Democrática Independiente, lo que aumenta la posibilidad de que se apruebe el presupuesto.

“Queremos que se quede en el presupuesto”, dijo el asambleísta Francisco Moya, autor del acta. “Si no pasa en el presupuesto, entonces que el gobernador ponga su influencia tras esta legislación a favor del Dream Act, como lo ha hecho con otros temas importantes”

De ser aprobado, NY se unirá a los estados de Texas, Florida, Washington, California y Tennessee que han creado sus versiones del Dream Act. Otros 15 estados en la nación tienen una forma de ayuda económica para dichos estudiantes, pero no tiene que ver con el “Acta del Sueño”.

Pero no todos creen que unir estas dos propuestas sea algo positivo, ya que piensan que le va a quitar a unos para darles a otros.

“Es una propuesta donde el gobierno le va a igualar esos fondos [a aquellas personas que donan dinero a las escuelas] cuando esos fondos deberían ir a la educación pública para mantener una calidad académica buena”, sostuvo Natalia Aristizabal, líder organizadora de Make the Road New York. “Lo que queremos es que el Dream Act pase sin hacerle daño a otros jóvenes en Nueva York”.

Aun así, entiende el compromiso de la Asamblea con la medida  y espera que el Senado lo apruebe, mientras les pide a los ciudadanos que llamen a sus senadores locales para apoyar dicha propuesta.

Camino incierto en el Senado

El resultado de la apuesta de Cuomo es incierto, pues el tema de inmigración es difícil en el Senado. La mayoría republicana fue reelegida, recientemente, en parte haciendo campaña contra el Dream Act, después de haber rechazado la legislación por los últimos tres años.

“En el Senado sabemos que es un tema súper delicado”, manifestó Manuel Castro, organizador de campaña para el New York Immigration Coalition. “Esperamos que los líderes de ambos partidos y el gobernador demuestren que hay ganas de que los jóvenes vayan a la escuela y que sean claros de cuál es su estrategia”.

Por su parte, el alcalde Bill de Blasio dijo sentirse orgulloso de apoyar este paso, y mostró su disposición a continuar trabajando con Albany para combatir la desigualdad y promover las oportunidades económicas para todos.

“Yo alabo a la Asamblea por el paso del Dream Act y al presidente de la Asamblea, Carl Heastie, por su liderazgo al traer el Dream Act a votación”, indicó De Blasio. “Con este acto se reafirma el compromiso de Nueva York con la reforma migratoria”.

FUENTE