Loading...
Captura de pantalla 2013-10-23 09.14. @raccoonknows #raccoonknows
Uno de los menores, de un año, fue decapitado por Ming Don Chen, quien confesó los crímenes

NUEVA YORK.- Un nacional chino indocumentado es acusado de asesinar a puñaladas a la esposa de un primo y a los cuatro hijos de la pareja, supuestamente por envidia. Uno de los niños fue horriblemente decapitado, según informó la policía.

El sospechoso, Ming Dong Chen, de 25 años, habría confesado los asesinatos durante el interrogatorio, según reveló una fuente de la investigación al tabloide New York Post.

“Dijo que lo hizo porque estaba celoso del modo de vida que llevaba su primo”, publicó el tabloide ayer domingo.

Dong Chen fue capturado con el cuchillo de cocina ensangrentado que usó para matar a la mujer y los niños, cuando trataba de huir por la puerta principal del edificio.

Las víctimas fueron identificadas como William, Kevin, Amy y Linda, de 1, 5, 7 y 9 años, y la madre Qiao Zhen Lee, de 37.

“Los maté porque tenían más que yo y eso me causaba envidia”, añadió el asesino en el interrogatorio.

El acusado llevaba una semana viviendo en el apartamento de la familia.

Cuando los policías llegaron al apartamento, alrededor de las 11:00 de la noche, respondiendo una llamada al 911, encontraron a Dong Chen con el cuchillo en la mano y su ropa manchada de sangre.

Los oficiales que llegaron primero dijeron que en el dantesco espectáculo de muerte y sangre, el niño de un año había sido decapitado.

FUENTE: DiarioLibre