Loading...

image

 

Nacida en Asia Central, la manzana es una de las frutas más populares de la actualidad. Es casi omnipresente: la encontramos en pasteles, en ensaladas y en jugos. Y es que el consumo de este alimento brilloso y atractivo tiene muchas ventajas.

Vitamina C

Un vaso promedio de jugo de manzana contiene 23 miligramos de vitamina C –lo que representa entre el 19 y el 31% de la ingesta diaria recomendada. Este nutriente es indispensable para conservar las venas, los ligamentos, los tendones y la piel en buen estado. Por otra parte, la vitamina C es un antioxidante natural, por lo que contribuye a retardar el proceso de envejecimiento de los tejidos corporales.

Potasio

El jugo de manzana también aporta potasio –se estima que el 11% de la cantidad diaria recomendada. Este nutriente controla la actividad eléctrica del corazón y regula la acidez corporal. Asimismo, colabora en la construcción de masa muscular y en el proceso de asimilación de los carbohidratos y su consiguiente transformación en energía.

Vitamina K

Esta bebida también es muy rica en vitamina K; confiere entre el 9 y el 12% de la cantidad diaria recomendada. Este nutriente juega un papel fundamental en la coagulación de la sangre, por lo que es fundamental para la sanación de heridas, cortes y moretones. En este sentido, una cantidad insuficiente de vitamina K suele traducirse en sangrados profusos y anormales.

Fuente Imujer