Loading...

image

 

La vitamina E es un antioxidante soluble en grasa que se obtiene en forma pura o por medio de los alimentos.

Cuáles son sus beneficios

Sin lugar a dudas, la vitamina E es conocida por la protección que le brinda al organismo contra las toxinas, tales como las provenientes de la contaminación del aire. Además, es importante al momento de evitar los trastornos del síndrome premenstrual, contra los problemas oculares como las cataratas o el glaucoma e inclusive influye en la disminución de la aparición de las enfermedades neurológicas como el mal de Alzheimer y la demencia senil. Por otra parte, aquellas personas que son diabéticas tendrán menos problemas referidos a su enfermedad al consumir vitamina E.

La vitamina E cuenta con una gran cantidad de antioxidantes, los cuales se encargan de eliminar los radicales libres causantes de tumores debido al daño que le producen a las células. También disminuye el nivel de colesterol en la sangre, evitando de esta manera la aparición de enfermedades vasculares tales como infartos y arteriosclerosis.

Está también relacionada estrechamente con el cuidado del cabello y de la piel, debido a que promueve la circulación de la sangre, alimentando las células de la piel y renovándolas en forma constante. Además, como seguramente sabrás, la vitamina E es excelente para aliviar quemaduras del sol o piel irritada por la exposición prolongada a los rayos ultravioleta.

Cómo usarla

La vitamina E pura puedes conseguirla en forma de aceite en comercios especializados. Se coloca como una emulsión sobre la piel, dejando que la misma la absorba. Este mismo aceite puedes aplicarlo también sobre tus uñas y tus cutículas para fortalecerlas y evitar que se quiebren.

Pero no solo puedes conseguir esta importante vitamina en forma de aceite, pues hay muchos alimentos que la contienen: las semillas de girasol tostadas, las avellanas y las almendras tostadas, el maní también tostado, la espinaca hervida, el brócoli cocido, el kiwi, el mango y los tomates crudos.

Al consumir estos alimentos estarás propiciando el accionar de la vitamina E en tu organismo de una manera simple y natural. Ten en cuenta que también puedes consumir suplementos vitamínicos que la contengan, siempre y cuando consultes con tu médico. Ten presente también que la vitamina E es liposoluble, esto significa que el organismo la almacena y la utiliza solamente cuando la necesita.

fuente Imujer