Loading...

image

 

Puede que nunca hayas escuchado hablar del ginger ale: una bebida natural refrescante, preparada con jengibre -entre otras ingredientes- que puede ayudarte a mejorar la salud de forma deliciosa. Si quieres conocer todos los beneficios delginger ale y la receta original, no dudes en seguir leyendo.

Propiedades del ginger ale

Debemos tener en cuenta que el ginger ale natural está hecho principalmente de jengibre -por eso su nombre-, por lo que se nutrirá de las propiedades que este tiene para la salud.

Por un lado, el jengibre soluciona los problemas digestivos: en la medicina tradicional china se utiliza para eliminar los gases intestinales, y diversos estudios han comprobado que es efectivo para las náuseas y mareos por movimiento -especialmente causado por barcos-, ya que disminuye las náuseas y vómitos, así como también el sudor frío.

También es efectivo en las náuseas y vómitos relacionados con el embarazo, incluso en casos muy extremos en los que ni los propios medicamentos. Además, al ser algo natural no tiene efectos secundarios, por lo que las madres no tienen que preocuparse por defectos de nacimientos en sus pequeños.

Entre los beneficios del jengibre encontramos sus propiedades antiinflamatorias: los gingeroles, un compuesto del jengibre son los encargados de este beneficio. Esto puede ayudar a las personas que sufren de artritis reumatoide o degenerativa, osteoartritis o cualquier tipo de dolor muscular crónico.

El jengibre ofrece protección contra el cáncer colorrectal y el de ovarios, ya que inhibe el crecimiento de células cancerígenas. También hace que nuestro cuerpo esté más flexible y tengamos mejor humor, y tiene un efecto termal que hace elevar la temperatura corporal, protegiéndonos del frío. Esto hace que los vasos sanguíneos se dilaten, aumentando la circulación de la sangre.

Por último, el jengibre tiene gran cantidad de antioxidantes que nos ayudan a eliminar los radicales libres que dañan al cuerpo.

Receta de ginger ale

Para hacer ginger ale necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 25 milímetros de raíz de jengibre picada
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cucharada de melaza
  • ½ taza de jugo de limón
  • ½ cucharada de sal del Himalaya
  • 8 tazas de agua filtrada
  • La mezcla de una raíz de jengibre con tres cucharadas de azúcar y dos tazas de agua filtrada, en un recipiente cerrado por cinco días y luego filtrado.

Colocar tres tazas de agua, el jengibre, la sal y el azúcar y llevar a ebullición por cinco minutos. Agregar el resto de agua para que enfríe. Agregar el jugo de limón y la mezcla de jengibre. Poner en un recipiente cerrado por dos o tres días y luego poner el el refrigerador. Colar antes de beber.

 

fuente Imujer