Loading...

Desde palmeras en el camerino hasta velas con aroma a albahaca y mandarina figuran entre las exigencias de la cantante

Beyoncé sorprende con extravagantes pedidos para concierto en Puerto Rico

Beyoncé hizo gala de su status de diva mundial de la música al exigir más de una excentricidad para su presentación en San Juan de Puerto Rico.

Según reportó la agencia “Efe”, la cantante pidió a la organización del concierto, que se celebrará el próximo sábado en el Coliseo José Miguel Agrelot, contar con tres áreas de camerino. El primero de ellos se destinará para su descanso, el segundo para maquillaje y el tercero para el cuidado de su hija, Blue Ivy, fruto de su relación con el también cantante y productor Jay Z.

Las tres áreas deben estar cubiertas con telas de terciopelo blanco o cortinas blancas desde el piso al techo, mientras que el suelo deberá estar cubierto con alfombra negra.

PAÑUELOS CUADRADOS Y PALMERAS
Las demandas de la artista incluyen que los sofás sean nuevos y de color blanco. Otras de las exigencias de la artista son cajas de pañuelos de forma cuadrada y no ovalada, camerinos que deben disponer de velas de aroma a limón, albahaca o mandarina de la marca Jo Malone.

Además, las mesas auxiliares tienen que ser redondas y de color blanco y deberá haber un arreglo de mesa de orquídeas blancas dentro de un jarrón transparente o blanco.

Pero la exigencia más curiosa de Beyoncé son dos palmeras de la especie kentia de ocho pies de altura con base en tiestos blancos que deberán estar en sus camerinos.

Con la comida y bebida la cantante no es menos especial, por lo que pide pan de hogaza integral, jugo de manzana de las marcas Knudsen o Martinellis y botellas de agua San Pellegrino en cristal.

La lista continúa con ensalada de atún con cebolletas, aceitunas rellenas de jalapeño o salsa de tabasco, entre otras demandas.

EN EL CARIBE
Beyoncé está en Puerto Rico de forma intermitente desde el pasado viernes alojada en un exclusivo hotel de la costa norte de la isla, según informó el diario “El Nuevo Día”.

La artista habría elegido Puerto Rico como cuartel de operaciones para sus conciertos en el área del Caribe. Medios locales han mostrado instantáneas de la artista con su hija y vestimenta informal a su llegada al Aeropuerto de San Juan en un avión privado.

La cantante habría llegado el jueves pasado a Puerto Rico antes de partir la madrugada del viernes a Venezuela, desde donde retornó a la isla el sábado antes de emprender un nuevo viaje con destino a Colombia.

El concierto del sábado en el Coliseo de Puerto Rico pondrá fin a la gira latinoamericana de su espectáculo “The Mrs. Carter Show”.