Loading...

image

 

Las investigaciones sobre la muerte de Joan Rivers han arrogado nueva información. Según los informes, la comediante pudo haber perdido la vida al ser sometida a una biopsia no programada y fuera de un hospital.

La estrella de 81 años se realizaba un procedimiento quirúrgico en las cuerdas vocales en la clínica Yorkville Endoscopy, cuando el médico vio “algo” en su garganta y decidió hacer una biopsia. Momentos después Joan dejó de respirar y fue trasladada de emergencia al Hospital Monte Sinaí en Nueva York, según reporta el New York Daily News.

La fuente que brindo la información al medio explicó, “Si ella hubiera estado en un hospital cuando ocurrió, podría estar bien”.

Fue el pasado cuatro de septiembre cuando la comediante perdió la vida después de permanecer desde el 29 de agosto en un coma inducido.

Fuente: Univision