Loading...

image

Como parte del Día Nacional de Salir del Clóset, el Comité Ampliio para la Búsqueda de la Equidad (CABE), efectuó una manifestación frente al Capitolio para abogar por la calidad de vida y derechos humanos de las comunidades LGBTT.

Los manifestantes ubicaron un armario en las escalinatas de la Casa de las Leyes desde donde reclamaron a varios legisladores que se oponen a proyectos de ley que buscan la equidad de derechos de los homosexuales, para congraciarse con grupos fundamentalistas o que han optado por una actitud de brazos caídos.

Entre estos mencionaron a las legisladoras Brenda López de Arrarás, Rossana López, Jennifer González, Roberto Rivera Ruiz de Porras, Milagros Charbonier, Jaime Perelló y Lydia Méndez.

“Estamos jugando con el concepto del clóset porque la realidad es que en Puerto Rico hay muchos homosexuales que viven en el clóset porque temen reafirmar su preferencia sexual y por otro lado, estamos aquí frente al Capitolio en el que se supone que se estén tomando decisiones a favor de los derechos humanos de todas las personas por igual, pero a pesar de que hay secretos a voces de que hay legisladores y legisladoras, así como asesores y asesoras de las comunidades LGBT, cuando se va a votar por un proyecto de ley de derechos humanos, el temor a los líderes religiosos hace que esos proyectos de ley tengan mucha dificultad de aprobarse”, expuso la abogada Amarilis Pagán Jiménez del Proyecto Patria.

“Como hoy es el Día Mundial de Salir del Clóset, es un día de reafirmación de las identidades y de la orientación LGBTT, pues decidimos hacer este acto simbólico con este closed”, agregó Pagán Jiménez.

Por su parte, el abogado Osvaldo Burgos, de Amnistía Internacional, explicó que CABE se mantiene alerta al clima de la homofobia y a la presencia indebida de sectores fundamentalistas dentro del Capitolio.

”Para nosotros fue muy significativo saber que mientras se trataba de colgar el proyecto del Senado de no discrimen hacia las comunidades LGBTT, el vicepresidente de la Cámara consultaba las enmiendas con líderes religiosos que estaban en su oficina. Esta conducta, así como otras que hemos denunciado anteriormente, violan nuestra cláusula constitucional de separación de Iglesia y estado y al día de hoy no hemos visto al señor Jaime Perelló , presidente de la Cámara, tomas medidas correctivas”, dijo Burgos.

Fuente Vocero