Las diferentes articulaciones que forman parte del cuerpo pueden verse afectadas debido al dolor que se producen en las rodillas, los codos, las muñecas, entre otros. Para identificar y aliviar el dolor, aquí hablaremos sobre este tema.

Cómo se produce el dolor en las articulaciones

De acuerdo a un artículo del portal KernPharma, las articulaciones le dan movilidad a los huesos de diferentes partes del cuerpo. El dolor que se produce en estos lugares lo sufren tanto hombres como mujeres. En el caso de las mujeres, el dolor suele aparecer a partir de los 35 años aproximadamente.

El dolor puede enfocarse en una sola o única articulación, o en varias. También puede tener origen en la misma articulación o puede ser un factor externo a ella, como la afectación a un ligamento, a un cartílago o tendón.

Puede ser causado por algún problema de salud como la fibromialgia, la polimialgia reumática, tendiditis, bursitis, entre otras. Cuando aparece, se manifiesta como un pinchazo o un dolor muy agudo, además de la inflamación y la rigidez que produce en la articulación.

Cómo detectar el dolor de las articulaciones

Si bien el dolor es característico, también va acompañado de otros problemas, como la inflamación de la articulación, el calor y el enrojecimiento de la misma. Al mismo tiempo, se produce un dolor a nivel del tórax y en el abdomen.

El dolor, la fiebre y la sudoración junto con el escalofrío también son señales del dolor coyuntura, acompañados de dolor ocular o el enrojecimiento de esta zona. En promedio, las rodillas son las más afectadas, siendo el 52% de casos con mayor incidencia.

Tratamiento

El tratamiento puede variar según la intensidad del dolor y del problema que lo cause. En primer lugar, el tratamiento farmacológico puede ayudar a aliviarlo. La fisioterapia también es importante para recuperar la movilidad de la articulación.

Aplicar frío o calor también puede mitigar el dolor. En casos extremos y urgentes, se requerirá de una intervención quirúrgica. Sin embargo, para saber cuál es el procedimiento a seguir, será necesaria la consulta de un experto.

Debido a sus diferentes causas, hay que prestar atención al dolor articulatorio, a su intensidad y duración. Si el dolor es persistente y se intensifica, los estudios que se realicen determinarán cuáles son las causas y el tratamiento a seguir, por eso hay que acudir un especialista de inmediato.

Fuente