Loading...

image

 

Tu panza ya no te permite moverte como antes. Estás recostada en el sofá y los antojos saturan el ambiente. En tu mente comienza a dibujarse la pregunta ¿cómo haré para bajar todos estos kilos demás?

Lleva una buena alimentación

“Cuando estás embarazada, tienes que duplicar tu alimentación”. Esto es un mito; algunos cientos de calorías extra, provenientes de ciertos alimentos saludables es todo lo que necesitas. Durante el embarazo, es fundamental que ingieras más calcio y hierro. Por eso, lo ideal es que agregues a tu dieta alimentos que sean ricos en estos nutrientes.

Para no engordar más de los 11 kilos aconsejables, asegúrate de comer como lo hacías antes, pero agrega un vaso de leche al almuerzo y a la cena y, un puñado de frutos secos o nueces al desayuno.

Controla los antojos

Estos deseos imperiosos pueden ser nuestros principales enemigos a la hora de comer saludablemente. En general, losantojos en el embarazo nos exigen comer alimentos salados, grasosos o azucarados. Muchas mujeres consideran que estos deseos responden a las necesidades nutricionales de su cuerpo y que, por ejemplo, si les surgen las ganas de comer una hamburguesa, es porque su organismo les está demandando proteínas o grasas. Pero esto no es cierto; de hecho, científicos consideran que los antojos no son más que atracciones sensoriales y emocionales a comidas apetecibles.

Ahora bien, con todo esto no estamos queriendo decir que no escuches a tu cuerpo. Todo lo contrario: es importante que estés atenta a sus necesidades físicas, las sepas distinguir de los antojos y logres un equilibrio entre ambos. Lo ideal es que logres un balance entre tus necesidades físicas y emocionales.

Para lograr esto, trata de sustituir los antojos de comida chatarra por alternativas más saludables. Por ejemplo, si se te antojan patatas fritas, opta por comer nueces, que son igual de crujientes y saladas, pero mucho más nutritivas. Si quieres comer algo rico en grasas, elige quesos o aceitunas. Estas últimas aportan muchas grasas saludables, además de grandes cantidades de vitaminas y minerales.

Haz ejercicio

Muchas mujeres creen que el descanso es lo más importante durante el embarazo. Esto puede ser cierto, pero solo parcialmente. En este sentido, es imprescindible mantenerse activas. El ejercicio ayuda a no engordar en exceso durante el embarazo y a bajar de peso más rápidamente luego de él.

Si te ejercitabas antes del embarazo, continua con tu rutina, pero disminúyele la intensidad. Cuida que tu pulso no supere los 150 latidos por minuto. Si no lo hacías, comienzapaulatinamente. La hidrogimnasia y caminar son siempreexcelentes alternativas.

 

fuente Imujer