Cómo sobrellevar la diabetes gestacional durante el embarazo

image

 

Hay mujeres que no lo saben, pero el hecho de que nunca hayan padecido de diabetes no significa que no pueda sobrevenirles durante el embarazo. Existe una analítica específica que toda embarazada debe realizarse para descartar la enfermedad, cuando esta da positivo es importante conocer la mejor forma de continuar con el embarazo minimizando los efectos.

La diabetes gestacional encuentra su causa en el mismo componente de la diabetes que sufren las personas que no está embarazadas, es decir en los elevados niveles de glucosa en la sangre o como se dice popularmente, cuando sube el azúcar. El mayor riesgo de padecer diabetes gestacional se desarrolla entre la semana 24 y 28 de embarazo. Alrededor de un 5% de las mujeres embarazadas padecen de diabetes gestacional.

Consecuencias de la diabetes gestacional no tratada

Parto difícil y elevado peso del bebé al nacer.
Mayor posibilidad de tener preeclampsia antes del parto (presión arterial alta).
Mayor posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2 luego del embarazo.
Cuando te enteras del diagnóstico puede resultar preocupante. Debes prestar mucha atención a toda la información acerca del régimen alimenticio adecuado que deberás seguir. Tal vez tengas que aprender a inyectarte insulina.

No es agradable padecer de diabetes gestacional, he pasado por ello, pero si realmente sigues las indicaciones médicas tú y tu bebé estarán bien.

Dieta de una embarazada con diabetes gestacional

Si alguna vez has hacho una dieta en la que tenías que contar las calorías, la dieta para embarazadas con diabetes gestacional te resultará similar, con la diferencia de que cuentas carbohidratos. Lo bueno de hacerlo es que no tienes que renunciar a tus antojos (aunque se recomienda que comas alimentos saludables). Puedes optar entre una porción de tarta de chocolate y una manzana, pero siempre controlando de que no superes la cantidad diaria de carbohidratos permitidos.

Cuando tu médico te ofrezca toda la información relativa a tu nueva dieta, también conocerás la forma en que se miden los alimentos y cómo contar los carbohidratos.

Llevar un diario en el que apuntes todo aquello que comes es una buena idea para cuidarte y no correr riesgos. Tendrás que medirte la glucosa cada día y a distintos horarios, y para ello te pedirán que lleves un control por escrito, así que podrías hacer todo a la vez. El tener un registro también te ayudará a conocer cuáles son los alimentos que elevan la glucosa luego de ingerirlos, ya que por lo general hay que medirse el azúcar después de cada comida.

Hoy en día contamos con la mano de la tecnología, hay muchas aplicaciones móviles disponibles que pueden ser muy útiles para tratar la diabetes gestacional, por ejemplo la app MyFitnessPal. También hay aplicaciones para ejercitarte durante el embarazo, te sugerimos las apps Mi Walk y RunKeeper.

Hablando de ejercitarte, esto es algo que no deberías dejar de hacer durante tu embarazo. Al menos debes caminar una hora cada día, de lo contrario es posible que con el tratamiento y la dieta no sean suficientes.

Fuente: Imujer