Loading...

image

Aunque dicen que cada organismo es único, estoy segura de que me entienden cuando digo que uno de los síntomas más desagradables que hay son los vómitos. Desde luego, estos tienen diferentes orígenes y dependiendo de ello se aplica el tratamiento más adecuado, pero en todos los casos la expulsión involuntaria del contenido estomacal viene acompañada de náuseas y presión abdominal, sensaciones por demás incómodas.

Por suerte, existen una serie de remedios naturales para tratar los vómitos y traer alivio al cuerpo.

Remedios para tratar los vómitos naturalmente

Jengibre

Se sabe que el jengibre es una planta que históricamente se ha usado para tratar diversas irritaciones y dolores estomacales. Al ser un antiespasmódico, se le puede usar para combatir los vómitos. Basta con cortar un trozo pequeño de dicha raíz y ponerlo a remojar en un vaso de agua durante 15 minutos. Luego se debe colar y beber el liquido resultante. Es muy eficaz para detener el vómito con inmediatez.

Papaya

La papaya es una planta que posee propiedades antibacterianas. Por esta razón se le emplea con gran éxito para tratar los vómitos. Esta actúa en el intestino y el estómago atacando a las bacterias que están causando el desorden. También contiene sustancias que ayudan a eliminar parásitos. Se la puede consumir en forma directa, como fruta, una vez esta se encuentra madura. Es un excelente remedio para aliviar los vómitos y los malestares asociados a estos.

Manzanilla

Debido a sus propiedades digestivas y antiespasmódicas, la manzanilla es un remedio muy útil en el tratamiento del vómito. Su consumo favorece la protección y la reparación de la membrana gástrica. Solo hay que preparar una infusión con una cucharada de flores secas por vaso de agua. Se deben beber 2 o 3 tazas diarias.

Miel y vinagre de manzana

Toma un vaso de agua y añádele una cucharada de miel y una de vinagre de manzana. Las personas con problemas frecuentes de vómitos deben tomarse una taza de este remedio antes de irse a la cama.

Clavos de olor

Los clavos de olor pueden usarse efectivamente para tratar náuseas, vómitos y otros malestares estomacales. Basta hervir en una taza de agua una cucharadita de clavos durante 10 minutos. Se pasa por un colador y se bebe el líquido siempre que aparezcan los síntomas. Se considera que el aroma de este producto por sí solo ayuda a aliviar dicho trastorno.

Estos son algunos remedios para tratar los vómitos de manera natural. No hay necesidad de utilizar químicos para detener tan desagradables síntomas si tienes a mano estos productos que actúan de manera efectiva sin riesgo de provocar efectos secundarios. Te invitamos a usarlos.

Fuente otramedicina