Loading...

Altagracia-regalado-taxista-asesinada-Raccoon-KnowsSANTIAGO.-Los jueces del Primer Tribunal Colegiado del distrito judicial de esta ciudad condenaron a un hombre a 30 años de prisión y al pago de una indemnización de RD$ 10 millones de pesos por el asesinato de una taxista, ocurrida en el mes de septiembre del 2011.

Los magistrados acogieron en todas sus partes las pruebas documentales y presenciales del Ministerio Público contra el inculpado Luis Gerardo Ortiz, así como la pena solicitada y la condena al pago de la indemnización a favor de los familiares de la señora Altagracia Regalado Cruz.

Los jueces Anneris Torres Mejía, Sergio Augusto Furcal y el interino José Rafael Burgos encontraron culpable en primer grado de homicidio con acechanza y alevosía a Luis Gerardo Ortiz, quien luego del asesinato de la taxista fue apresado junto a la yipeta de la occisa en Dajabón.

De acuerdo a la exposición de los representantes del Ministerio Público, el condenado violó varios artículos del Código Penal vigente, entre ellos los números 265, 266,295, 297, 304, 379 y 382.

Altagracia Regalado Cruz, de 39 años, laboraba como taxista con la unidad 34 en la empresa Taxi Familiar, pero al mismo tiempo se dedicaba a trabajar en un salón de belleza en su residencia de la avenida Buena Vista del sector con el mismo nombre.

Al darse a conocer la condena del señor Ortiz, el presidente de la Central Nacional de Trabajadores de los Transportistas (CNTT), felicitó a los jueces, indicando que con la medida no se le devolverá la vida a la mujer malograda, pero se sienta un precedente para que ese tipo de acto no vuelvan a suceder en la sociedad dominicana.

El cuerpo sin vida de Regalado Cruz fue encontrado en la sección la Delgada, del municipio de Villa González, luego de que fuera secuestrada por varias personas que la abordaron como pasajeros. 

Como sucedió el asesinato

Segú expuso el Ministerio Público, el hecho delictivo ocurrió el 05 de septiembre del 2011, a las 1:45 de la madrugada, cuando la taxista Altagracia Cruz, de la compañía Taxi Familiar, respondió al llamado de unos clientes que especificaron requerían el servicio de una jeepeta para hacer un viaje al aeropuerto.

Estableció que en ese momento, la víctima se desplazó en su jeepeta, marca HONDA, modelo CRV, hasta el sector de Camboya, de Santiago, donde fue abordada por el acusado Ortiz Peña y otros desconocidos.

Conforme hizo constar en el expediente instrumentado, una vez dentro del indicado vehículo, el procesado y sus acompañantes, forzaron a la víctima a trasladarse hasta el sector La Delgada, en donde el acusado utilizando un arma blanca cortó diagonalmente el cuello de Cruz Regalado, ocasionándole la muerte.

Durante el proceso investigativo se determinó que luego de dejar abandonado el cuerpo sin vida, el acusado y sus compañeros emprendieron la huida, llevándose consigo el vehículo de la víctima. Posteriormente, miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (CESFRONT), quienes hacían labores de patrullaje, al percatarse de la presencia de un vehículo con las mismas características del que fue reportado por las autoridades como sustraído, procedieron de inmediato a poner bajo arresto al imputado.

Fuente:diarioLibre