Loading...

image

 

Son dos partes de nuestro cuerpo que no acostumbramos a darles la atención que se merecen, salvo excepciones…¡cuando el reflejo del espejo nos devuelve una imagen seca y porosa de nuestros codos y rodillas!

Tratamiento hidratante para codos y rodillas

Para que tus codos y rodillas vuelvan a estar en condiciones, primero que nada debes aplicar un tratamiento exfoliante. Quitar la piel muerta y la acumulación de sustancias en la zona una vez al mes, es necesario para que recupere el color natural y la suavidad.

Los exfoliantes para el cuerpo se consiguen en farmacias y almacenes, pero si prefieres las opciones naturales para cuidar tu cuerpo, puedes probar hacerlo tú. Mezcla el zumo de 1/2 limón con 1 cda. de azúcar y aplica la mezcla con un algodón sobre los codos y las rodillas, deja actuar unos 10 segundos y con un cepillo de cerdas suaves masajea la zona y luego enjuaga con agua.

Ahora deberás hidratar la zona, aplica una crema rica en vitamina E y aceites como por ejemplo rosa mosqueta, almendras o alguna crema con aloe vera. Las cremas que contienen vitamina C también contribuyen a aclarar la piel.

Cómo cuidar las rodillas y codos regularmente

Aplica aceite de oliva, de coco o de almendras sobre tus codos y rodillas cada noche antes de dormir; de ésta forma podrás preservar la suavidad de tu piel y prevenir asperezas y zonas oscuras.
Para prevenir la sequedad de los codos y rodillas, frota las zonas con una papa o con pulpa de papaya fresca cada día, o cada vez que te acuerdes. También puedes hacerlo con una rodaja de pepino o con gel natural de aloe vera, frótalo durante 15 minutos y luego enjuaga.
No dejes de lavar a diario tus rodillas y los codos; si es posible utiliza jabones naturales que contengan componentes hidratantes como aceites o aloe vera, de ésta forma podrás prevenir las indeseadas asperezas.

fuente Imujer