Loading...

image

 

Lo vestidos de encaje se destacan por ser sofisticados, pero sobre todo muy femeninos, en especial los de color blanco.

Sin importar qué clase de personalidad o estilo tengas, a un vestido de encaje blanco se lo puede adaptar para crear diferentes estilos; gracias a su color y a su textura es un vestido que se acoplará a diferentes eventos y situaciones.

Con chaqueta y botas

Para crear un look casual pero muy chic puedes combinar tu vestido de encaje con tus infaltables botas o en su defecto bailarinas, y una chaqueta, por ejemplo, de estilo militar. Puedes sumar un cinturón delgado negro sobre tu chaqueta para crear un look más juvenil.

Con una blusa y sandalias

Sácale provecho a esa blusa a cuadros que tienes en tu armario y arma un look fresco y casual para una mañana de compras o salida con tus amigas. Para este look, lo mejor es mantenerlo sobrio con colores no tan brillantes, pero si eres una chica arriesgada o si no te gustan los cuadros puedes probar con una de flores.

Con accesorios sofisticados

Añade a tu vestido de encaje blanco un cinturón delgado al nivel de tu cintura. Procura que sea en un color perla que se camufle con tu vestido. Añade un collar de piedras que contraste con el estilo de tu escote; si tu escote es redondo, utiliza un collar en “V”; y añade una cartera brillante negra y unos flats negros con detalles claros (beige o blanco).

Una chaqueta de cuero y accesorios negros

Este es un look un poco más rebelde, fuerte y rockero, pero lo mejor de todo es que no pierde lo chic y sofisticado gracias al estilo del vestido. Para este look necesitas una chaqueta de cuero negra, unas sandalias negras o unas botas al tobillo negras y un bolso de mano negro.

Con detalles nude y dorados

Este es el look de lo más femenino y para lograrlo solo bastará con buscar accesorios que armonicen con el vestido. Puedes acompañarlo de un cinturón rosado a la cintura, unas sandalias beige o nude, un bolso nude y pulseras, además de un reloj en color oro.

Fuente: Imujer