Loading...

image

 

Prevención de la osteoporosis, alivio de los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual, producción de colágeno, disminución de los riesgos de diabetes, etc… Estas son algunas de las cosas en las que el calcio beneficia a las mujeres que quieren mantenerse en buena salud. Hoy nos centraremos en la cantidad diaria recomendada de calcio para las mujeres, de forma que puedas mantenerte saludable.

El calcio

El calcio es una sal mineral que necesita el cuerpo, esencialmente porque ayuda a la formación y al mantenimiento de los huesos y de los dientes. El calcio es fundamentalmente importante para la mujer, puesto que permite prevenir la osteoporosis y aliviar los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual, además de prevenir las fracturas en las personas mayores.

En caso de osteoporosis, el calcio permite frenar la pérdida de la masa ósea y así ralentizar la progresión de la enfermedad. Las investigaciones tienden a mostrar que el síndrome premenstrual podría estar relacionado con una carencia de calcio. Los resultados de un estudio clínico han confirmado que la ingesta de calcio durante 3 ciclos ha reducido el cansancio y la depresión generalmente sentidos durante el período premenstrual.

La dosis recomendada

El aporte diario recomendado, para mujeres con edades comprendidas entre los 19 y los 49 años, es de 1000 miligramos de calcio y de 1200 miligramos para las mujeres con más de 50 años. Como el organismo no puede absorber más de 500 miligramos a la vez, se aconseja repartir la dosis sugerida en el conjunto del día. Para una eficacia máxima, el calcio debe ser consumido con un aporte en vitamina D de 400 a 1000 UI para las personas menores de 49 años, y de 800 a 2000 UI para las mayores de 50 años.

El correcto aporte de calcio se encuentra en los productos lácteos (leche, queso, yogur), en el pescado (salmón, atún, arenque), las bebidas de soja enriquecidas con calcio, las semillas oleaginosas (girasol, sésamo), legumbres, nueces, verduras (perejil, espinaca, hinojo, brócoli, judía verde, col, ruibarbo), y muchas frutas (grosella, naranja, mora, etc.).

Fuente: Imujer