Loading...

Washington. – EEUU y Cuba acordaron este viernes continuar las discusiones el mes próximo sobre asuntos que impiden poner fecha al restablecimiento de sus relaciones y la apertura de embajadas, incluyendo la salida de Cuba de la lista de Estados que patrocinan el terrorismo y los derechos humanos.

Tras la segunda ronda de negociaciones para la normalización de las relaciones, realizada en el Departamento de Estado, ambas partes mantuvieron un tono optimista si bien reconocieron que no logran acercar posiciones en varios temas.

Sin ofrecer detalles, la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson,  resumió que hubo “suficiente progreso” en varios de los temas bilaterales pero que otros “requieren más discusión” para resolverlos.

Por ello, a finales de marzo, las dos partes se reunirán para abordar concretamentelos derechos humanos en la isla, y también programarán visitas y reuniones técnicas para abordar asuntos como la trata de personas; la aviación civil; telecomunicaciones; áreas marítimas protegidas; prevención del fraude migratorio y la flexibilización de regulaciones.

Ambas partes aseguran que hay progreso

Jacobson insistió en que EEUU desea restablecer las relaciones y reabrir las embajadas para cuando se realice la Cumbre de las Américas el próximo 10 de abril en Panamá.

Además, dejó en claro que EEUU sólo se ha comprometido a agilizar la revisión para sacar a Cuba de la lista de Estados que patrocinan el terrorismo,  no necesariamente en el resultado que desea el régimen cubano.

En su primera rueda de prensa desde el Departamento de Estado,  Josefina Vidal, directora para EEUU de la Cancillería de Cuba, insistió en que la salida de Cuba de esa ”lista negra no es una precondición”, pero sí es un asunto prioritario de su país para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Cuba se encuentra en esa lista desde 1982 por su apoyo de guerrillas izquierdistas y dar refugio a fugitivos estadounidenses, y su inclusión supone una serie de trabas bancarias que dificultan la labor de sus diplomáticos en Washington.

Los otros tres países en esa lista son Irán, Siria y Sudán.

Por otra parte, Vidal dejó entrever que Cuba no cederá a las exigencias de algunos congresistas en Washington de extraditar a la fugitiva Joanne Chesimard, alias Assata Shakur, porque ésta recibió asilo político en la isla.

Reunidas con la prensa por separado, ambas funcionarias reiteraron su compromiso de mantenerse en “permanente comunicación”, tras una intensa jornada que logró “progresos” pero sin fechas ni acuerdos concretos.

FUENTE