Loading...

La reciente muerte de su mascota ha sumido otra vez a la cantante en un espiral depresivo.

Demi Lovato ha caido nuevamente en una crisis depresiva, esta vez por la muerte de su amado perro.

Fuentes cercanas a la joven, señalan que Lovato la ha pasado mal desde la muerte de su perro Bailey, según informes de RadarOnline.com.

“Perdió a su perro Bailey hace aproximadamente un mes, y desde entonces se quedó a oscuras en las redes sociales”, afirmó el informante.

Después de su sobredosis ocurrida el año pasado, que casi le cobra la vida, Lovato, de 26 años, se ha estado “aislando del mundo exterior” cada vez más.

“Ella está viviendo con su madre, y su madre está preocupada, nunca dejaría que le pasara nada a su hija. Ella también sufre porque Wilmer Valderrama, al que considera el amor de su vida, tiene una nueva relación con la modelo de 28 años Amanda Pacheco”.

“El último año ha sido una pérdida para ella”, añade el informante.

Por ese motivo Lovato se ha venido aislando cada vez más. La última vez que habló a los medios fue en diciembre, para subrayar que estaba “agradecida de estar viva” y asegurar que estaba sobria y recibiendo la ayuda que necesita.