Loading...

edwardbenes-240x300(raccoonknows.com)El aspecto inquietante del caballero de la foto no es sólo una fachada. No engaña a nadie. Detrás de esa mirada de perturbado, ¡se esconde un comportamiento de perturbado! Se llama David Edward Benes y recientemente protagonizó un suceso que ha conmocionado a la comunidad del condado de Pasco, en Florida.

Benes, de 54 años, fue arrestado bajo la acusación de violencia doméstica por ‘secuestrar’ en su propia casa a su novia, ¡de 80 años!Entrecomillamos secuestrar porque no fue puramente un secuestro, pero se le pareció bastante. Tras una discusión conyugal, el hombremaniató a su pareja y le dijo que iba a hacerle un exorcismo “para expulsar al demonio que tienes dentro”. No contento con eso, inutilizó todos los teléfonos de la casa, cerró las puertas y bloqueó el garaje con el fin de que la señora no pudiera pedir ayuda ante semejante ultraje.

De alguna manera, 24 horas después, la señora pudo zafarse de sus amarras y abrir la puerta para escapar. Dos agentes de la policía que patrullaban por la zona la encontraron sentada junto a la casa mientras lloraba desconsolada. Se acercaron y pudieron comprobar que tenía arañazos y hematomas en los brazos. La anciana les relató los hechos y decidieron irrumpir en la casa para detener al presunto culpable. Una vez en el domicilio, se encontraron a Benes tirado en el sofá y con claros síntomas de embriaguez. Le pidieron su versión de los hechos, pero “estaba demasiado borracho para saber qué había pasado”según la versión policial. Sin embargo, a pesar de la sobredosis de alcohol, el detenido tuvo tiempo de culpar del incidente a su novia y afirmar que “ella empezó la pelea porque está loca”.

Sea como fuere, Benes, que tiene antecedentes por violencia de género, ingresó en prisión sin fianza, a la espera de una sentencia judicial. De ser declarado culpable, tendrá que permanecer una temporadita en la cárcel. De momento, su novia ya ha pedido una orden de alejamiento, que esperemos que Benes no se salte a la torre.

Fuente:20minutos.