Loading...

 EE.UU.  Reino Unido y Francia estudian plan ruso para evitar ataque a Siria (raccoonknows.com)Siria aceptó este martes un plan propuesto por Rusia que incluye el entregar su arsenal de armas químicas, lo que podría silenciar los tambores de guerra que han sonado en las últimas semanas tras la amenaza de uso de la fuerza por parte de Estados Unidos.

El presidente estadounidense Barack Obama, el presidente francés Francois Hollande y el primer ministro británico, David Cameron, aceptaron trabajar juntos para explorar cuán serio es el plan ruso, informó a CNN un funcionario de la Casa Blanca.

Las discusiones se efectuarán en las Naciones Unidas, e incluirán una discusión sobre una posible resolución que sería presentada en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo Rusia calificó de “inaceptable” el borrador de resolución que maneja Francia, según anunció el ministerio ruso de Exteriores.

La propuesta de Paris establece que el régimen de Bachar al Asad es responsable del uso de armas químicas.

La noticia de que Siria aceptó entregar sus armas químicas, reportada por la televisión estatal siria y la agencia rusa Interfax, se dio a conocer un día después de que la idea fue barajada —al parecer por error— por el secretario de Estado John Kerry, quien no esperaba ser tomado en serio.

Aunque el gobierno estadounidense continúa escéptico sobre la postura del gobirno sirio, la propuesta cambió rápidamente el debate en Washington de un “¿debe Estados Unidos atacar?” a un “¿hay una vía diplomática para salir de este problema?”.

El ministro de Exteriores ruso Sergey Lavrov dijo este martes que Rusia aún trabaja en un plan “específico” que será presentado pronto.

Durante una audiencia este martes ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Kerry dijo que analizará el plan, pero demandó que sea presentado e implementado rápidamente.

“Estamos esperando esa propuesta, pero no esperaremos mucho”, dijo Kerry, quien llamó a mantener la amenaza de una acción militar contra el régimen de Bachar al Asad.

Los detalles de dicha transferencia aún deben de ser afinados: el destino de las armas, quién las resguardará y cómo el mundo puede estar seguro de que Siria entregará todo su arsenal.

Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y otras naciones sospechan que el gobierno sirio ha usado armas químicas de forma repetida durante los dos años que ha durado la guerra civil, incluyendo el incidente del pasado 21 de agosto en el cual según Estados Unidos murieron más de 1,400 personas. El gobierno sirio culpa de ello a los rebeldes.

Apoyo creciente

A pesar de la falta de detalles, el plan ruso ganó apoyo rápidamente. Este lunes, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su apoyo a la idea. El ministro de Exteriores de China dijo que el plan garantizaría estabilidad en la región. Irán también dio la bienvenida a la propuesta y la canciller alemana Ángela Merkel la calificó de “interesante”.

El ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, dijo que su país acudirá al Consejo de Seguridad de la ONU este martes con una propuesta para que Siria entregue sus armas químicas, pero afirmó que París no aceptará ninguna demora en dicha transferencia. “Necesitamos resultados rápidos”, afirmó.

La secretaria de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, dijo que apoya el plan de Francia, en el cual se debe de trabajar “lo más rápido posible”.

Inclusive el senador republicano John McCain, que ha buscado apoyo para un ataque a Siria, dijo que la idea merece ser explorada. “Estoy muy, muy escéptico”, dijo a CNN. “Pero el hecho es, no puedes dejar pasar esta oportunidad, si es que es una”.

McCain dijo que trabaja con otros senadores para modificar el lenguaje de una autorización de uso de la fuerza e imponer “directrices, un proceso de información y puntos que deben de cumplirse”.

La propuesta rusa surgió luego de que Kerry, al responder a un reportero que preguntó cómo Siria podría evitar un ataque de Estados Unidos, sugirió que Bachar al Asad entregara todas sus armas químicas a la comunidad internacional.

“No lo va a hacer, y no se puede hacer, obviamente”, agregó Kerry.

Su vocera, Jen Psaki, pronto salió al paso de sus comentarios, y afirmó que Kerry solo hablaba “hipotéticamente”.

Pero Lavrov tomó rápidamente por bueno el comentario y sugirió públicamente que esa sería una forma de evitar un ataque a Siria.

Un cambio en la retórica

Aunque funcionarios estadounidenses descartaron tomar en serio la propuesta, en el transcurso de este lunes el discurso cambió.

Por la tarde, la viceportavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, dijo que Estados Unidos analizaría la idea, y el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, afirmó que aunque el gobierno estadounidense era muy “escéptico” sobre el plan, lo vería.

El lunes por la noche, en una entrevista con CNN, el propio Obama calificó la idea como algo “potencialmente positivo”, y dijo que Estados Unidos trabajaría “para ver si se puede lograr algo que se pueda llevar a cabo y sea serio”.

Stephanie Halasz, C.Y. Xu, Yousuf Basil, Ed Payne, Ashley Killough, Tom Cohen, Dana Bash, Steve Brusk, Dan Merica, Paul Steinhauser, Zachary Wolf, Samira Said y Karla Crosswhite contribuyeron con este reporte.