Loading...

iphone-5s-touch-id-img_1089-100053554-large(raccoonknows.com)

El sensor biométrico Touch ID del iPhone 5s ha sido objeto de multiples análisis y discusiones desde su presentación hace pocas semanas. Su sistema de seguridad basado en la lectura del patrón bioeléctrico de las huellas dactilares ofrece más seguridad y mayor facilidad de uso que otros sistemas… pero no es infalible.

HANDS-552x357(raccoonknows.com)

En clipset ya analizamos su funcionamiento y adelantamos una de las posibles formas de engañar al Touch ID -que no es cortar el dedo– sino crear un molde del dedo y sus huellas con materiales que se comporten de forma similar. Y eso es precisamente lo que han hecho en el Chaos Computer Club (CCC para los más metidos en temas informáticos) para proclamarse como los primeros en hackear el sistema de seguridad biométrica del iPhone 5s… con una sencilla huella dactilar de látex y en menos de 24 horas. Aquí está la demostración en vídeo para los más incrédulos.

Claro que no es igual de sencillo replicar una huella dactilar en látex en tres dimensiones, que hacerlo con una sencilla fotocopia. Para empezar es necesario un molde del dedo original en alta resolución -lo cual implica un contacto directo con un usuario autorizado-. Después el proceso lleva algo más de trabajo para crear el molde, pero como hemos visto no es imposible. De hecho el CCC ha publicado un manual con el procedimiento utilizado con diversas técnicas de copiado y replicado en látex que no parecen especialmente complejos. Otra cosa es que cualquiera logre fabricar una huella que funcione.

Y es que cualquier experto en seguridad sabe que no existe ningún sistema completamente seguro, y menos aún uno que va a ser usado de forma masiva en un gadget de consumo. La conclusión es que simplemente Touch ID hace más complicado el acceso no autorizado, pero no imposible.

Fuente:Clipset