Loading...

image

 

El pan es uno de los alimentos más básicos del mundo. Sin duda alguna, de ningún otro alimento se ha hablado tanto como del pan: santificándolo y demonizándolo, hoy te contamos más sobre el pan y su consumo. Blanco, integral, multicereal, ¿a qué estás esperando?

Nutrientes del pan

El pan contiene numerosos nutrientes: por un lado, carbohidratos complejos necesarios para dar energía a todo el cuerpo y para la salud del cerebro y el sistema nervioso. Contrariamente a lo que se cree, los hidratos de carbono en su justa medida no engordan. Los panes con granos enteros contienen las tres partes del núcleo de ese grano, esenciales para una correcta nutrición.

Además, el pan contiene altas dosis de fibra, necesaria para una buena salud intestinal, así como también ayudarnos a perder peso de forma saludable. Por su parte, el pan blanco suele estar enriquecido con ácido fólico, hierro, vitaminas del complejo B, zinc, vitamina E y selenio. Muchos de ellos son fitonutrientes y antioxidantes que permiten que el cuerpo funcione correctamente y nos previenen de numerosas enfermedades.

Cuánto pan comer

Para saber cuál es el consumo ideal de pan, debemos tener en cuenta nuestra edad, sexo y nivel de actividad física. Debemos tener en cuenta que al menos la mitad de los granos que consumimos al día deben ser enteros, por eso es importante que busquemos panes multicereales.

En general, se recomienda consumir 250 gramos de pan al día por una persona adulta, en una ingesta de 5 raciones de 50 gramos. Incluso en las dietas de adelgazamiento está recomendado, aunque en menor medida: con 100 gramos es más que suficiente para un adulto.

Lo ideal es consumirlo repartido en el día, evitar que haya días que consumamos mucho pan –tostadas, un sándwich y luego pizza–, y tener en cuenta con qué lo acompañamos: evitar otros carbohidratos, alimentos con grasa o muy calóricos, y evitar comer mojando el pan.

Fuente Imujer