image

 

El incidente ocurrió a las afueras de un popular restaurante en Los Ángeles
Pamela Anderson dejó al descubiero uno de sus atributos frente a varios fotógrafos que la esperaban afuera de un restaurante.

De acuerdo al portal E!Online la actriz y modelo fue a cenar al célebre restaurante del Chateau Marmont en Los Ángeles, luciendo un mini vestido que la traicionó.

A su salida del lugar, los paparazzis se acercaron a la rubia de 47 años y comenzaron a retratarla, y ya en su auto, uno de sus senos asomó del sexy vestido accidentalmente.

Pamela, algo ruborizada, pero sin ningún tipo de pudor, actitud normal si se piensa en las ciento de veces que ha posado completamente desnuda, sonrió y siguió su camino.

Fuente: Eluniversal