Loading...

Misa 75 aniversario de la Policia Nacional

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La periodista Nuria Piera denunció que el hasta hace poco embajador del Vaticano en Santo Domingo, Joséf (o Joseph) Wesolowski, era un habitual visitante de la Zona Colonial, lugares donde tomaba alcohol y luego pagaba a niños para sostener relaciones sexuales en el abandonado monumento a Fray Antón de Montesinos, en el malecón de Santo Domingo.

Joséf Wesolowski, polaco, fue destituido por el papa Francisco el pasado 21 de agosto, sin que oficialmente se haya dado ninguna explicación.

Una versión de un periódico italiano asoció la caída de Wesolowski a sus contradicciones con el arzobispo de San Juan, Puerto Rico, Roberto González Nieves.

Conocedores de las interioridades de la Iglesia Católica atribuyen la destitución de Wesolowski a sus andanzas nada santas y a sus vínculos estrechos con el también polaco padre Wojciech, que huyó del país con falsa identidad para evadir la justicia ante las acusaciones en su contra de violar a decenas de niños en Juncalito, Santiago.

“En este caso estamos hablando de Joséf Wesolowski. La verdad es que ya teníamos noticias de que en la Zona Colonial lo conocían muy bien, por ir en busca de menores”

El equipo de investigación del programa Nuria-Investigación periodística dio seguimiento durante un año a Joséf Wesolowski, y logró grabarlo tomando bebidas alcohólicas en la Zona Colonial.

El hecho de que se interrumpiera la labor de Wesolowski

“Por ser una denuncia muy grave, teníamos un año detrás de ella, con todos los requisitos necesarios periodísticamente hablando y de pruebas que se necesitan. Una denuncia contra un nuncio apostólico, el representante del Papa en un país, el representante del Vaticano en un país.

“En este caso estamos hablando de Joséf Wesolowski. La verdad es que ya teníamos noticias de que en la Zona Colonial lo conocían muy bien, por ir en busca de menores.

“Hicimos una investigación profunda, fuimos a muchos sitios a donde él iba. “Lo grabamos en sitios bebiendo alcohol y paseando”, explicó Nuria Piera.

Aunque la reputada periodista dijo que no se logró tomar imágenes del Wesolowski con los niños, sí logró recabar los testimonios de personas de la zona que conocían de las andanzas del embajador del Papa en Santo Domingo.

Asimismo, presentó imágenes del nuncio del Vaticano tomando cervezas “vestido de civil”.

Los testimonios

Una de las personas que dio testimonio a Nuria Piera dijo que el dignatario del Vaticano pagaba para que los niños se masturbaran en su presencia.

Asimismo, dijo que su “marido oficial” era un “morenito que lava carros”, pero sostuvo que Wesolowski “tenía muchos maridos”.

“El viejo no tenía un solo marido, él tenía muchos carajitos, él les daba (dinero) y los ponía a pajiarse (masturbarse)”, sostuvo,

La presidenta de la Asociación de Vecinos de la Zona Colonial, Prudencia Fernández, dijo que veía que Wesolowski llegaba solo en su carro.

Dijo que había rumores sobre lo que hacía el entonces representante del Papa en Santo Domingo, y aseguró que es sabido que hay adultos que prostituyen niños en el monumento a Montesinos.

Otros de los vecinos de la zona dijo que era habitual que Wesolowski visitara el lugar para prostituir a menores de edad.

Otros prefirieron callar por temor a represalias.

El cardenal no sabe dónde está su “buen amigo”

La semana pasada el arzobispo metropolitano de Santo Domingo, Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, definió a Josef Wesolowski como “un gran amigo y buen promotor de la paz”.

Posteriormente, cuando los periodistas le preguntaron a López Rodríguez sobre los vínculos de Wesolowski con el padre Wojciech, quien está acusado de violar a decenas de niños, y que se encuentra prófugo de la justicia dominicana, el cardenal dijo que no le “consta” de que ambos sacerdotes polacos sean amigos cercanos.

También dijo que no sabe dónde está ahora el destituido nuncio Joséf Wesolowski.