Embriones de Sofía Vergara-demanda-Nick Loeb-Raccoonknows.jpg

 

La bizarra demanda entablada en nombre de dos embriones congelados contra su creadora, la actriz Sofía Vergara, tiene “pocas posibilidades” de funcionar.

Así opinaron expertos en el tema luego de que se conociera que Nick Loeb, expareja de la actriz colombiana armara una nueva batalla legal contra la actriz para poder cumplir su sueño: implantar los embriones que creó cuando era novio de Vergara en una vientre de alquiler y convertirse en padre por tanda doble.

“La Corte Suprema decidió hace mucho tiempo que para que un embrión consiga el estatus de un ser humano protegido éste debe ser capaz de sobrevivir por sí mismo”, aseguró a Pagesix.com el abogado Michael Stutman, de la firma legal Stutman Advocate Stutman & Lichtenstein, con sede en Nueva York.

“Con estos embriones incapaces de lograr eso, quizá estos tengan mayores posibilidades de conseguir protección legal que un sofá”, afirmó el experto.

Nicke Loeb, el empresario que tuvo un tórrido romance de años con Vergara, concibió los embriones con la colombiana en 2013. En 2015 el empresario levantó una demanda contra la estrella de Modern Family (ABC) para reclara el derecho a usar los embriones para convertirse en padre.

Dicha demanda fue abandonada este martes por Loeb, luego de que un juez concediera una victoria a Vergara al concederle el derecho de tener acceso a información que era vital -según los abogados de Vergara- para ganar el caso.

Loeb estableció la nueva demanda en nombre de los embriones en Lousiana, llamándolos “Isabella” y “Emma” y reclamando el derecho a que sean llevados a término para que éstos puedan reclamar un fondo fiduciario que Loeb estableció en su nombre en dicho estado sureño.

Por su parte, Catherine Foster, una de las abogadas que ayudó a levantar la nueva demanda contra Vergara dijo que “existe un argumento muy fuerte por tener jurisdicción” en el estado. “Siempre hay puntos que simplemente debes esperar y ver que el juez haga la conección, y en este caso existen fuertes lazos en Louisiana”.

Otra de las razones por las cuales la demanda se erigió en dicho estado es que según el equipo legal de Loeb “tanto Nick como  Sofía vivieron en Louisiana por lapsos de meses en 2013 y 2014, que fue cuando los embriones fueron creados, y fue ahí -aseguran- donde eventualmente la pareja concluyó su romance”.

“Ahí está el fondo fiduciario y ahí es donde se encuentra el administrador del fondo”, concluyó Foster para afirmar la seriedad del caso.

Por su parte, Mark J. Heller, abogado personal de Loeb dijo al Pagesix que su cliente no fue quien inició la demanda en nombre de los embriones y que él no está cubriendo los gastos implicados. La pregunta sería ¿quién lo hizo entonces?

Fuente