Loading...

image

 

La higiene bucal resulta fundamental para mantener nuestros dientes y nuestra boca sanos, y sobre todo para prevenir la aparición de caries y otros problemas que nos pueden salir muy caros, tanto por el coste que tiene la visita al dentista, como por el dolor que causan las molestias en la boca.

La menta como el gran aliado

No es un casual que la mayoría de enjuagues bucales del mercado incluyan a la menta entre sus ingredientes. Esta planta tiene propiedades óptimas para la higiene bucal. Además de ser muy efectiva contra el mal aliento, y darnos una sensación de frescor muy agradable, tiene principios antisépticos, perfectos para combatir cualquier tipo de patógeno en la boca.

Para preparar nuestro enjuague bucal casero vamos a necesitar lo siguiente:

500 cc de agua.
25 gr de enebro.
Hojas de menta

Elaboración del enjuague bucal de menta

Debemos colocar todos los ingredientes en un cazo y ponerlo al fuego hasta que alcance el punto de ebullición. Una vez logrado, hemos de colar la mezcla, y luego colocarla en un bote hermético para cuando enfríe. Aunque para tratarse de un producto casero tiene una duración aceptable, no se recomienda el uso de este enjuague bucal más allá de los 30 días desde su elaboración.

Es por ello que resulta realmente importante calcular bien el total que necesitamos, para no desperdiciarlo. Y esto depende, claro está, de cuántos vayan a utilizarlo en la casa.

fuente Imujer