Loading...

image

 

Mucha gente ha pasado por esto: siente que ha hecho todo el esfuerzo que puede con la “dieta” pero nada, es como que no funciona. Justo en ese momento pensamos en que es mejor mandar todo a volar y que no importa si compramos una talla más grande de pantalón.

Pero la realidad es que no tiene que ser así. Hay muchos factores en los que no te fijas, y que pueden estar boicoteando tu meta. Fíjate si estas cometiendo alguno de estos 3 errores que no te dejan perder peso.

Te saltas las horas de sueño

Necesitas dormir y punto. Está claro que tienes que buscar el horario para hacer ejercicio, pero dormir menos de seis horas puede hacer que tu metabolismo se ponga más lento y además, que alborote las hormonas que hacen que tu hambre y la acumulación de grasa se activen en tu cuerpo (gerlina y cortisol).

Haces demasiado ejercicios

Sí, puede que pienses que hacer tres horas de ejercicio te va a poner más duro que Rambo en la primera película, pero demasiado ejercicio puede hacer que te fatigues de más. El cansancio hará que tus sesiones no sean tan efectivas, que generes cortisol (por el estrés del ejercicio continuo) y que no te enfoques en otras cosas que acompañan a tu pérdida de peso como la panificación de tus comidas.

Cortas demasiado los carbohidratos

Cortar los carbohidratos te puede hacer perder peso, pero no te hará mantener esa pérdida por periodos prolongados. Tus músculos no se alimentarán adecuadamente; y a menos músculos, más posibilidades de que tu metabolismo se vuelva más lento.

Fuente: Imujer