Loading...

image

 

La limitada evidencia existente en cuanto al tema sugiere que es seguro teñirse el cabello durante el embarazo. Pero si tienes dudas, conoce un poco más sobre el tema a continuación.

¿Qué dicen los expertos?

De acuerdo a la Organización de los Servicios de Información de Teratología (la ciencia que estudia las malformaciones por efectos ambientales) ha proporcionado información sobre los posibles riesgos del uso del tinte de cabello en el embarazo. Hasta ahora han hecho estudios solo en animales y los resultados son muy alentadores. La organización también indica que muy poco de los químicos utilizados en el cabello son absorbidos por el cuerpo.

Más vale prevenir…

Si no te confías de los estudios realizados, puedes esperar al menos hasta el segundo trimestre del embarazo para teñirte, pues en esa etapa el bebé es menos vulnerable. También en lugar de utilizar color en todo el cabello puedes considerar realizarte rayas en las que los químicos tienen poco contacto con el cuero cabelludo, que es el único lugar por el cual tu cuerpo podría absorber los componentes, no por el cabello.

¿Tintes vegetales?

Los tintes vegetales son una buena alternativa para teñirte el cabello en el embarazo pero al comprarlos debes tener cuidado de los ingredientes que lo componen puesto que tendrán a menudo uno o más químicos sintéticos como la fenilendiamina que es utilizada para los tintes permanentes y semipermanentes.

¿Qué hay de la Henna?

La henna pura es un tinte vegetal semipermanente que ha sido utilizado hace muchos siglos, se considera segura pero la desventaja es que es muy incómoda de usar ya que tiene que ser aplicado por un tiempo relativamente largo y a veces podría dar una tonalidad roja a naranja que no te agradará. Algunos productos a base de henna que vienen en colores o son de acción rápida pueden contener químicos o compuestos metálicos peligrosos.

¿Qué hacer si me tiño el cabello durante el embarazo?

Se recomienda que uses el color de tu propio cabello, utiliza guantes y trabaja en un lugar muy bien ventilado para minimizar la exposición a los químicos usados en la coloración. No dejes el tinte por más tiempo del necesario y enjuaga muy bien el cuero cabelludo al final del proceso.

Durante tu embarazo debes sentirte bien contigo misma pero si crees que el tinte te causará un problema extra podrías pensarlo antes de teñirte.

Fuente: Imujer