Loading...

barrick(raccoonknows.com)Los legisladores están a la espera de que el Gobierno cumpla la promesa de enviarles esta semana para su conocimiento y aprobación, la renegociación del contrato con la empresa minera Barrick Gold. A través de sus voceros, el Poder Ejecutivo prometió que la renegociación con la Barrick sería sometida al Congreso Nacional antes del 7 de septiembre. Las negociaciones para un nuevo acuerdo entre la empresa minera y el Estado concluyeron a final del mes de mayo.

El diputado perredeísta  Hugo Núnez dijo que los legisladores igual que la población están ansiosos de conocer los detalles de esa negociación que fue anunciada con mucha satisfacción por  parte del Gobierno.

Señaló que espera que la educación, la salud y el sector agropecuario sean los más favorecidos con los nuevos ingresos que recibirá el Gobierno.

Dijo que espera que la revisión del contrato con la Barrick se haga con otras empresas mineras del país que obtienen grandes beneficios con la extracción de riquezas no renovables.

En tanto, el vocero de la bancada de diputados del PLD, Rubén Maldonado sostuvo que la renegociación con la Barrick es una muestra de la defensa del Gobierno del interés nacional.

Afirmó que serán bien manejados y se destinarán en áreas prioritarias del desarrollo, los fondos que reciba el Gobierno del nuevo contrato con la Barrick Gold.

Previo a la renegociación, el diputado perredeísta, Carlos Gabriel García había sometido varias resoluciones en las que reclamaba mejores condiciones para el Estado en la explotación de las minas de oro en Pueblo Viejo, Cotuí por parte de la Barrick.

Historia

El presidente Medina anunció en su toma de posesión del 16 de agosto que eran inaceptables las condiciones en que fue firmado el contrato con la  empresa minera canadiense, porque el Estado dominicano recibía migajas por la explotación de  su oro.

Ilustró diciendo que por cada 100 dólares que se vendían del oro, la Barrick se quedaba con 97 y el Estado con tres.

Después de varios meses de negociaciones se llegó a un acuerdo con la Barrick en el que el Estado recibirá  mayores beneficios.

El Estado obtendría en los primeros cuatro años de explotación del oro, cuatro mil millones de dólares.

Sin embargo, esa suma estaba condicionada a que el oro se mantuviera  a un precio promedio de mil 600 dólares la onza en el mercado internacional.