Loading...

NUEVA YORK — La oficina del alcalde que combate la violencia doméstica, OCDV, anunció, este martes, la expansión de programas en español para empoderar económicamente a las víctimas latinas de este flagelo, en dos nuevas sedes en Brooklyn y Queens.

Por medio de estos programas, los clientes obtendrán aprendizaje financiero y de lectura para la universidad o el lugar de trabajo, conectándose con planeadores certificados con los que podrán discutir su situación económica.

La comisionada de OCDV, Rosemonde Pierre-Louis, recordó que “dejar una relación abusiva nunca es una decisión fácil de tomar, pero en nuestros Centros de Justicia Familiar les proveemos a nuestros clientes con las herramientas necesarias para vivir una vida libre de violencia”.

Eso lo sabe bien Martha Campuzano (32), madre de dos adolescentes y residente enBrooklyn, quien fue víctima de violencia doméstica por parte de un exnovio, relación de la que pudo salir, en 2009, cuando acudió al Centro de Justicia Familiar. “Me dieron todo el coraje para salir adelante, encontré la fortaleza porque por mi condición de indocumentada estaba llena de miedo”, explicó la mexicana.

Campuzano, que llegó hace siete años a Nueva York, manifestó alegría al saber que los nuevos programas se dictarán en español. “Es una bendición, porque para las personas que no manejamos bien el inglés se nos facilita en nuestro propio idioma, especialmente para aquellas que queremos prepararnos para administrar las finanzas”, argumentó.

Los Centros de Justicia Familiar son una red que opera en Nueva York y está considerada como la más grande en la nación, haciendo parte de los esfuerzos continuados para mejorar los recursos para combatir la violencia doméstica.

La OCDV llega a diversas comunidades a las que identifica a través de las cifras más elevadas de esta problemática. Un reciente reporte estableció que el 42% de los homicidios entre familiares ocurren en vecindarios con muy bajas estadísticas socioeconómicas, incluyendo las altas tasas de pobreza y desempleo.

La vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos, Lilliam Barrios-Paoli, destacó la importancia de que los programas estén disponibles en español, indicando que “son un gran paso en nuestro esfuerzo por incrementar los recursos para los clientes que están en necesidad a través de la ciudad, y una llave para ayudarles en el camino para convertirse en autosuficientes e independientes”.

para más información, puede llamar al 311 para conectarse con el Centro de Justicia Familiar más cercano o visitando la página www.nyc.gov/domesticviolence.

FUENTE