Loading...

image

 

Puede ser poco convencional, pero el barro o arcilla es utilizado como uno de los tratamientos más populares para mejorar la apariencia del rostro. Es tan eficaz que muchas exfoliantes y cremas hidratantes tienen este ingrediente entre sus componentes.

El barro o arcilla puede aplicarse en cualquier tipo de piel, lo único que debes tener en cuenta es que si tu cutis es seco los más recomendable es que utilices la arcilla blanca. El barro verde o francés actúa perfectamente sobre las pieles grasas, mientras que para las pieles sensibles la mejor opción es recurrir a la arcilla o barro rojo.

Para disfrutar de los beneficios del barro o arcilla, prepara la siguiente mezcla desde tu casa:

Antes de aplicar cualquier mascarilla, lo primero que debes hacer es limpiar muy bien tu rostro. Remueve el maquillaje y lava la cara con abundante agua.

Luego de haber limpiado y secado muy bien el rostro, prepara la mezcla con el barro o arcilla, teniendo en cuenta el más recomendable según tu tipo de piel. Coloca en un recipiente de plástico (en los recipientes de metal se pueden perder las propiedades del barro) 5 cucharadas del polvo de arcilla y mézclalas con una taza de agua mineral.

Agita hasta formar una mezcla homogénea. Si tu mascarilla se ve muy liquida, agrega un poco mas de polvo de arcilla, si se ve muy pastosa, agrega un poco mas de agua hasta que adquiera la consistencia deseada.

Coloca la mezcla de forma uniforme sobre la piel de tu rostro, evitando colocarla en la zona alrededor de los ojos.
Déjala actuar por alrededor de 15 a 20 minutos en tu cara. Durante este tiempo relájate, busca una posición cómoda, evitando hablar o hacer estos faciales. Mantente lo más inmóvil posible.

Retira la mascarilla con abundante agua fresca, asegurándote de no dejar residuos de barro o arcilla en la cara. Deja que tu piel se recupere y agrega la crema humectante de tu preferencia para obtener un mejor acabado.

La aplicación de este tipo de mascarilla ayuda a contrarrestar la aparición de espinillas, barros, puntos negros y otros tipo de impurezas en el rostro, porque exfolia, hidrata y revitaliza la piel. Tres beneficios en una sola técnica de belleza ¿no te parece maravilloso?

Fuente: Imujer