Loading...

image

 

Al cantante no le gustó lo que hicieron y además de regañarlas les quitó sus celulares

Dos niñas de doce años no encontraron mejor manera de festejar el cumpleaños de una de ellas, que ingresar a la casa del joven cantante Justin Bieber.

Al artista no le gustó nada la situación y según TMZ, las reprendió e incluso les retuvo los celulares.

Las chicas, autodenominadas Beliebers, encontraron una puerta abierta, entraron y se encontraron cara a cara con Justin que estaba disfrutando del sol con unos amigos en la piscina.

El cantante decidió dejar ir a las menores sin presentar cargos en la policía y al otro día habrían vuelto tímidamente a recuperar sus teléfonos. Pero las niñas no son las primeras que han querido invadir el espacio privado del canadiense.

En 2012 fueron arrestados tres ladrones que ingresaron a la mansión del artista en Texas para sustraer mercancía y recuerdos de la estrella del pop adolescente.

En 2011 cuando la superestrella juvenil realizó una gira por el Reino Unido, dos chicas en Liverpool se disfrazaron de mucamas para poder saquear la habitación de hotel en que se hospedó Bieber.

Fuente