SANTO DOMINGO. Una turba que ayer intentó sacar por la fuerza al empresario venezolano Luis Rafael Ríos Virla de un hotel de la capital será sometida a la justicia, bajo la acusación de intento de secuestro.

Así lo hizo saber el abogado del empresario, Amadeo Peralta, quien adelantó que ya se hacen las diligencias en ese sentido.

La versión es que el empresario Ríos Virla llegó al país el pasado lunes en la tarde a cobrar la suma de US$2.5 millones a una institución bancaria de la República Dominicana que el abogado y político Ángel Lockward representa.

Según el empresario, ayer a las seis de la mañana, un grupo de civiles armados llegó al hotel donde se hospeda, y trató de sacarlo, diciendo “que tienen orden de arresto en mi contra“, sin un fiscal, si un alguacil y haciéndose pasar por miembros de la Policía.

El grupo fue llevado al destacamento policial del ensanche Naco en tres camionetas de la Policía y en sus propios vehículos, un BMW, de color blanco, placa A-537555, donde se encontraron escopetas, una cinta adhesiva color plateada y dos navajas.

Los supuestos agentes llegaron también en una yipeta marca Nissan, de color blanco, placa G-267840, cuyo conductor huyó llevándose la llave consigo, por lo que esta vehículo no ha sido requisado.

Ángel Lockward dijo que no se trató de un secuestro, sino de la ejecución de una orden de arresto en contra del empresario venezolano Luis Ríos, por supuesta amenaza de muerte y chantaje contra directivos de la entidad financiera.

Sin embargo, no especificó por qué una orden de arresto estaba siendo encabezada por personas vestidas de civil. En tanto, 13 personas de las que actuaron en el supuesto intento de secuestro serán sometidas por la Fiscalía, bajo la acusación de sicariato y secuestro.

Fuente:DiarioLibre