Loading...

Nueva York   –  Dos de los tres residentes de Brooklyn que fueron arrestados la mañana del miércoles por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) por presuntamente planear unirse al grupo terrorista ISIS en Siria y luego regresar a la Gran Manzana para cometer atentados, fueron presentados en una Corte Federal de Brooklyn en la tarde e impuestos de cargos criminales de intento de conspiración para proveer material de apoyo al Estado Islámico de Irak y el Levante, mejor conocido como ISIS o ISIL.

Los individuos fueron identificados como Abdurasul Juraboev (24), Akhror Saidakhmetov (19), y Abror Habibov (30).

El FBI indicó que Saidakhmetov fue arrestado en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy cuando trataba de abordar un vuelo con destino a Estambul, Turquía. Por su parte Juraboev tenía planificado viajar a ese mismo país el próximo mes desde Nueva York.

Habibov fue apresado en Florida y sería instruido de cargos en una corte de Jacksonville. Todos quedaron detenidos sin derecho a fianza y de ser declarados culpables, cada uno enfrenta hasta 15 años de prisión.

El senador por Nueva York Charles E. Schumer emitió un comunicado en el cual insistió que la prioridad del Gobierno estadounidense es mantener a sus residentes protegidos a toda costa. “Este intento fallido de ISIS le da escalofríos a los neoyorquinos y claramente enfatiza que debemos mantenernos siempre vigilantes frente a las amenazas terroristas, y que financiar nuestra seguridad nacional debe ser una prioridad del Gobierno federalen todo momento”.

Los yihadista pensaban unirse al grupo ISIS en Siria, y según las comunicaciones por internet que fueron interceptadas por las autoridades, habían indicado que si no lograban contactarlos entonces comprarían armas y matarían policías y agentes del FBI dentro de Estados Unidos.

Las redes sociales sirvieron para identificar a los tres sospechosos y según el FBI habían publicado en internet su intención de plantar una bomba en Coney Island y de disparar a agentes federales que intervinieran en sus actos terroristas. Además, dentro de sus planes estaba también asesinar al presidente Barack Obama en venganza por los ataques de este país hacia ISIS y su apoyo a Israel.

Inmigrantes con green card

En una conferencia de prensa en One Police Plaza, el Director Adjunto del FBI Diego G. Rodríguez explicó que dos de los arrestados, que son originarios de Kazajistán y Uzbekistán, tenían el estatus de residencia legal permanente, pero no especificó hace cuántos años vivían en el país. Al otro ya se le había vencido su visa para estar en el país.

Juraboev llamó la atención del Departamento de Policía (NYPD) el 24 agosto del año pasado, cuando hizo una publicación en una página web en uzbeko, una lengua túrquica que se habla en Uzbekistán. Los mensajes en línea eran de propaganda de la ideología de ISIS. El hombre escribió que asesinaría al presidente Obama y que plantaría una bomba en Coney Island si el grupo terrorista se lo pedía.

“Esto es real”, dijo el comisionado de Policía Bill Bratton, acerca de la intención de los sospechosos de realizar un ataque terrorista interno. “Esta es la preocupación por el lobo solitario que planea actuar sin tener que ir al Medio Oriente”.

La investigación reveló posteriormente que Juraboev y Saidakhmetov conspiraron paraviajar a Turquía y luego a Siria con el propósito de unirse a ISIS.

Saidakhmetov, original de Kazajstán, supuestamente publicó que compraría una ametralladora y dispararía a agentes del NYPD y del FBI si frustraban su plan de unirse al Estado Islámico. “Estaban dispuestos a matar a agentes del FBI”, sentenció Rodríguez.

Los investigaron 18 meses

La Uniformada investigó a los hombres por 18 meses sospechando que sus planes deviajar a Siria eran inminentes y su intención de unirse a ISIS era real.

Bratton dijo que impera la preocupación de que los simpatizantes del grupo terrorista puedan llegar al Medio Oriente y adquirir habilidades que pudieran usar al regresar al país.

Las autoridades destacaron la magnitud de las supuestas intenciones de los tres hombres. En una conversación grabada en enero con un informante del FBI, fue cuando Saidakhmetov aseguró que compraría una ametralladora para salir a disparar toda la Policía si no podía obtener los documentos de viaje a Siria.

Habibov operaba quioscos de utensilios de cocina y reparación de teléfonos móviles en centros comerciales de varios estados, y con sus ingresos financió las actividades de Juraboev y Saidakhmetov.

Las autoridades revelaron que la semana pasada Saidakhmetov y Habibov compraron el boleto de avión a Estambul en una agencia de viajes en Coney Island Avenue.

FUENTE