El juez del Tribunal de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso un año de medida de coerción contra  Frank Kelin Holguín Medina, acusado de incendiar un vagón de la segunda línea del metro donde al menos 25 personas resultaron con quemaduras.

La medida será cumplida en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís. Al justificar su decisión el juez Alejandro Vargas manifestó que luego de analizar los elementos probatorios aportados por el Ministerio Público y observar el video, determinó que los alegados presentados en contra del imputado son contundentes.

Indicó que luego de analizar las pruebas presentadas por el Ministerio Público razonó que se trató de una acción planificada y calculada de alguien que ignora la magnitud de este tipo de hechos en nuestra sociedad. Vargas dijo que la medida será revisada el 28 de enero del próximo año.

Tembloroso y con la voz entrecortada el imputado dijo: “Yo nunca quise hacerle daño a nadie. Yo no sé qué me pasó. Yo me entregué cuando me enteré de lo que hice al ver los periódicos”.

El Ministerio Público había pedido un año de prisión preventiva contra Holguín Medina, al argumentar que se trata de un caso grave, con decenas de personas heridas, con daños millonarios al principal medio de transporte del país, lo que ha creado un fuerte impacto en la ciudadanía en general.

Fuente:Listindiario