Loading...


James Robertson
, el empleado de Detroit cuya historia de superación lo llevó a recibir miles de dólares en donativos así como un carro, dijo temer por su seguridad.

El diario Detroit Free Press, el mismo que reseñó el caso de Robertson (56), quien diariamente caminaba 21 millas (unos 34 kilómetros) para llegar a su empleo, publicó esta semana que  el afroamericano no quiere ser víctima de violencia por parte de delincuentes.

Cuando su auto dejó de funcionar hace diez años, Robertson comenzó a hacer su viaje diario a Schain Mold & Engineering, en un suburbio de Rochester Hills. Su asistencia ha sido perfecta, pese a que debía tomar el transporte público.

El hombre cubría parte de su recorrido en un autobús, pero el resto lo completaba a pie.

El sacrificio y el compromiso de este trabajador le ganó la admiración de miles de personas en Estados Unidos y fuera, a tal punto que una campaña iniciada por un estudiante, hace 18 días, en GoFundMe ya ha recolectado más de $350,000. El fin principal era comprarle un auto a Robertson, pero la cantidad registrada superó las expectativas.

Adicional, un concesionario de la zona le regaló un vehículo Ford Taurus 2015.

“Tuvimos una reunión con él y expresó que no se sentía seguro”, indicó al citado diario el capitán de la policía de Detroit, Aric Tosqui.

Tosqui dijo que Robertson pidió que lo reubicaran en otra residencia.

El funcionario añadió que el afroamericano se referió al caso de un anciano de la ciudad que fue asesinado luego de que trascendiera que ganó $20,000 en la loterٌía.

FUENTE