Las audiciones de American Idol se tornaron un tanto melodramáticas esta noche cuando un aspirante puertorriqueño invitó a Jennifer López a improvisar la escena de una telenovela.  El joven, que se identificó como Samuel Prince y dijo ser de San Juan, logró motivar a la Diva del Bronx a que actuara junto a él así como a los otros jueces de la competencia, Harry Connick Jr. y Keith Urban.

La producción del “reality show” se encargó de hacerle un “opening” a la telenovela con todo y música en español, lo que resultó muy gracioso, en especial porque el marido de Nicole Kidman fue identificado como Keith “Urbano” y Harry como “Henry”. Pero la sorpresa vino cuando J.Lo respondió a la caracterización del joven como un hombre celoso, dándole tremenda cachetada. De hecho, Samuel le admitió luego al animador Ryan Seacrest que la bofetada le había dolido.

Aunque Samuel Prince tuvo su minuto de fama al lado de Jennifer López -a la que le dijo que era la reina de Puerto Rico- no logró impresionar a los jueces con su voz, por lo que no recibió el pase dorado para la próxima etapa de la competencia. Una de cal y otra de arena…

Mira el video:

FUENTE