image

 

El comediante improvisó una prueba para determinar si el host era portador del virus.

Jim Carrey visitó el set del Late Show con David Letterman y se mostró muy preocupado por contraer ébola durante su estadía en Nueva York.

Por eso, y para estar seguro, el actor de 52 años le tomó la temperatura y le realizó unas simples preguntas a su host. “¿Ha viajado a otro país ultimamente?”, preguntó.

No hubo respuesta ya que antes le había metido un termómetro en la boca a Letterman, pero el conductor del programa alcanzó a decir que no con su cabeza. “¿Ha besado a un mono o lamido el retrete en un aeropuerto?

Lo preocupante fue que Letterman no supo dar una respuesta concisa por lo que Carrey dijo: “¿Tal vez? Bueno, no es importante”.

Pero nunca se tiene suficiente cuando de seguridad se habla por lo que Carrey decidió que era momento de hacer una pregunta muy importante: “¿Eres ahora o planeas ser miembro de ISIS?”.

Por supuesto, Letterman respondió que no tiene lazos con el grupo terrorista.

Terminada la broma, el clima se puso más serio y el host quiso saber si cuando viajaba por el mundo para promover sus películas se preocupaba por las enfermedades. “Una vez que terminas con horas de tours de prensa, le das la bienvenida a la muerte. He estado casado un par de veces, se necesita mucho para asustarme, Dave“, respondió el comediante.

Quien presuntamente está muy preocupada por el ébola es Ariana Grande. Diferentes reportes aseguraron que la cantante canceló presentaciones en España y Nueva York por temor a contraer la enfermedad.

Fue la propia Ariana quien se refirió al tema en su cuenta de Twitter, citando el titular: “Ariana Grande asustada de ir a Nueva York por ébola”. Agregó: Un titular que leo casualmente caminando por las calles de Nueva York”.

Fuente: E! News