Loading...

Kanye West-Raccoonknows.jpg

 

Kim Kardashian no hizo otra cosa que carcajearse ante la ocurrencia de su marido

Kim Kardashian se rió de su marido Kanye West, quien no pudo aguantar más las ganas de orinar e hizo sus necesidades en plena calle.

Kim y Kanye acababan de arribar el domingo a un depósito en Alabama, cuando Kanye no pudo aguantarse más, y afuera del edificio, se dio la vuelta, mientras Kim Kardashian pareció estallar en carcajadas ante la necesidad desesperada de Kanye de orinar, informa TMZ.com.

Esto fue una emergencia, porque la pareja estaba al tanto de los paparazzi. Por otra parte no se sabe si el cantante solo estaba haciendo payasadas para las cámaras y no orinó realmente.
De cualquier manera, Kim se estaba entretenido por sus travesuras

Testigos dijeron poco después que Kanye no estaba orinando. Las fuentes dicen que solamente estaba fingiendo por las cámaras.

Fuente