image

 

Después de siete episodios, decidió dejar su lugar en la emisión
En su cuenta de Twitter, Griffin publicó un amplio mensaje donde explica sus motivos.

Griffin destaca en el texto sus logros profesionales y también su lucha por ciertas causas como la de la comunidad homosexual.

“Cuando decidí ponerme en los zapatos de mi querida amiga Joan Rivers en Fashion Police estaba emocionada de continuar con su legado de ser una mujer temeraria y excéntrica en televisión”.

Griffin explica que pensó que su humor podría ser llevado a Fashion Police y aclara que no es una santa, pero no quiere usar su comedia “para contribuir a la cultura del perfeccionismo inalcanzable y la intolerancia hacia la indiferencia”.

“Después de siete episodios de Fashion Police descubrí que mi estilo no se ajusta al de la dirección creativa del show y es tiempo de seguir adelante”, escribió la también actriz.

E!, el canal que transmite el programa, dijo en un comunicado:

“Podemos confirmar que Kathy Griffin deja Fashion Police. Le deseamos lo mejor y estamos agradecidos por su tiempo en el show, así como por todas las risas que nos dio”.

Apenas ayer Griffin había hablado sobre la polémica de Giuliana Rancic y la cantante Zendaya, que incluso ocasionó la salida de Kelly Osbourne.

Comentó que nunca habría hecho una broma como la de Rancic, quien dijo que seguro el pelo de Zendaya (con rastas) olía a pachuli o mariguana.

Fuente