Kim Kardashian culpa a Dios por haber engordado mucho durante su embarazo

image
Para la portada de Elle, la estrella de Keeping Up With the Kardashians reveló sus temores acerca de su físico.
Kim Kardashian ha sido muy sincera sobre las dificultades que enfrentó con el embarazo de North West y ahora revela el motivo por el cual piensa que ganó mucho peso durante esa época.

“Creo que Dios lo hizo por una razón. Me decía: ‘Kim, crees que luces bien, pero mira lo que puedo hacerte’”, declaró a Elle del Reino Unido.

Continuó: “Mi cuerpo se puso loco. Después de cinco meses juré que nunca más quedaría embarazada. Estaba inmensa y sentía que otra persona se había apoderado de mi cuerpo”.

La estrella de 34 años admitió que no siempre se siento bien consigo misma. “Me ha tomado mucho tiempo estar feliz con mi cuerpo y que mi confianza en mí misma crezca. Crecí en la época en la que el cuerpo debía ser alto, delgado, de supermodelo como Cindy Crawford. Nadie lucía como yo”, admitió.

“Es bueno romper el molde y recrear otro. Soy una chica estadounidense, tengo formas. Me hace sentir bien conmigo misma que otras mujeres me apoyen. Tengo confianza en mí misma, pero no nací así, esto se construyó con los años y es parte de quien soy ahora”, explicó.

También confesó que pasó un duro tiempo aceptando sus curvas durante su adolescencia. “Cuando tenía 13 años mi papá me escribió una carta. Estaba infeliz con mi cuerpo, me desarrollé muy temprano. Cada noche me sentaba en el baño a llorar y rezaba para que mi senos dejaran de crecer. Me dijo que tenía un cuerpo distinto al de otras niñas, pero que luego atraería la atención de los hombres, pero lo más importante es que era una niña maravillosa y que tenía que entender lo que valía”.

Fuente