Loading...

image

 

El consumo de proteínas luego del entrenamiento, tiene una gran importancia cuando se trata de perder grasas y ganar masa muscular al mismo tiempo.

Según estudios científicos, el consumo de proteínas es ideal para la construcción de masa muscular que combinado con un arduo entrenamiento de resistencia, se potencia el efecto en el aumento del volumen, al estimular la síntesis de proteínas, suprimiendo a su vez, el desgaste de los músculos.

Los mismos estudios han demostrado que quienes consumen una mayor cantidad de proteínas en su dieta, muestran una mayor pérdida de grasas, ya que al ser capaces de generar una mayor musculatura, se requieren de más energías para mantener un peso ideal. Una dieta proteica se considera como tal, al ingerir entre un 15 y 20% de calorías totales diarias, provenientes de las proteínas, lo que vendría siendo el equivalente de 1.8 a 3g de la misma, por cada kilogramo de peso.

 

fuente mipielsana