Washington, D.C. ― Las autoridades de Inmigración se han ensañado con los hombres indocumentados, principalmente los mexicanos y centroamericanos, reveló hoy un estudio del Instituto de Política Migratoria (MPI).

En total, Estados Unidos deportó a 3.7 millones de indocumentados entre 2003 y 2013, la mayoría personas cuyo único crimen fue entrar de manera ilegal al país, en especial a quienes fueron detenidos en la frontera y repatriados de inmediato.

Eso indica el informe del MPI, que analiza el controvertido sistema de deportaciones desde que se creó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en 2003.

El reporte, titulado Deportación y Discreción: Revisando el Historial y Opciones para el Cambio, mostró que tanto los gobiernos de George W. Bush como de Barack Obama aceleraron las deportaciones y la persecución criminal de violaciones migratorias.

Más de 4,6 millones de indocumentados han sido deportados de EEUU desde que el Congreso recrudeció las medidas policiales de Inmigración en 1996.

Aunque los hombres son el 53% de toda la población indocumentada, fueron el 91% de los deportados desde 2003.

Marc Rosenblum, uno de los autores, señaló que más del 80 por ciento de las deportaciones correspondieron a personas cuya única falta era estar indocumentado en Estados Unidos.

El documento critica la incongruencia del DHS en torno a las normas que estableció en 2010 y 2011 para expulsar a personas que son un peligro para la seguridad nacional.

Si el DHS hubiese aplicado estrictamente sus normas y la “discreción procesal”,  unos 191 mil indocumentados se hubiesen librado de la deportación, según MPI.

De hecho, en la categoría de criminales, la mayoría de deportados fueron personas con infracciones migratorias, algo que vienen denunciando los grupos proinmigrantes.

Pese a las críticas, la Administración Obama ha cumplido, en general, con su compromiso de deportar principalmente a criminales o indocumentados que reinciden en su ingreso ilegal al país.

Así, el 95% de los deportados entre 2009 y 2013 cumplió con las prioridades de expulsión del gobierno, y cerca de 77 mil  fueron personas sin antecedentes criminales.

El informe fue divulgado en medio de grandes expectativas sobre los alivios migratorios que, a falta de una reforma del sistema, el presidente Barack Obama prevé anunciar después de los comicios del próximo 4 de noviembre para proteger a buena parte de los indocumentados.

Cifras de las deportaciones

Los deportados entre 2003 y 2013:

•   Indocumentados de México, El Salvador, Guatemala y Honduras, que representan el73% de la población “sin papeles”, fueron el 91% de las deportaciones.

•   El 18% de los deportados “criminales” fueron personas con infracciones migratorias (279 mil de 1.5 millón de casos).

•   El 15% fueron deportados por homicidios, robo y asaltos con agravantes, y el 28% fue expulsado por crímenes violentos y no violentos.

•   La Administración Obama ha disminuido la expulsión de indocumentados desde el interior del país, de 77 mil  (43%) en el año fiscal 2009, a 17 mil (13%) en el año fiscal 2013.

Fuente:EldiarioNY