Loading...

image

 

Lo que más le interesa a los científicos desde hace unos años es el descubrimiento de los compuestos fitoquímicos y los beneficios de la soja para la salud. Las semillas de esta planta oleaginosa favorecen la salud del corazón y de los huesos, previenen el cáncer y alivian los síntomas de la menopausia.

Las semillas de soja contienen grandes cantidades de proteínas, incluidos todos los aminoácidos esenciales –es la única fuente vegetal que los aporta todos–. También son ricas en calcio, hierro, cinc, fósforo, magnesio, vitaminas del grupo B, ácidos grasos omega 3 y fibra alimenticia. ¿Quieres conocer qué pueden aportar a tu corazón?

Beneficios saludables para el corazón

El efecto reductor de la tasa de colesterol de la leche de soja y su papel en la salud del corazón han sido reconocidos desde 1995, cuando los resultados de un gran análisis compuesto por 38 estudios clínicos fue publicado. Las conclusiones demostraron que una alimentación que contiene la proteína de la soja de manera significativa disminuye la tasa de colesterol total, la tasa de colesterol LDL (el colesterol malo) y la tasa de triglicéridos.

El consumo medio obtenido en estos 38 estudios era de 47 gramos por día de proteína de soja, lo que es una cantidad considerable. Una forma de incluir tanta cantidad de proteína de soja en la alimentación consiste en intentar ingerirla como bebida o en polvo, lo que puede añadir 20 gramos por porción.

La proteína de soja es eficaz incluso en la gente que ha adoptado una alimentación a base de un 30% de materias grasas. Esta proteína disminuye la tasa de triglicéridos, al tiempo que preserva la tasa de colesterol HDL (el colesterol bueno).

Relación entre soja y colesterol

Investigadores americanos concluyeron en 1993 en la revista American Journal of Clinical Nutrition una caída del 12% de la tasa de colesterol cuando se incluía en la alimentación entre 20 y 25 gramos de proteína de soja y de fibras. Las semillas de soja contienen una fibra soluble que es conocida por interferir por absorción en el metabolismo del colesterol.

Por consiguiente, los alimentos pobres en grasa saturada y en colesterol que incluyen 25 gramos de proteína de soja al día pueden reducir las posibilidades de sufrir una enfermedades del corazón.

En cualquier caso, algunos estudios recientes, publicados en 2005, han descubierto que la soja produce solamente un efecto modesto sobre la tasa del colesterol. Ciertamente, esto no debería impedir el consumo de soja, ya que este alimento quizás no disminuya tanto la tasa de colesterol como decían los expertos al principio, pero está claro que no ofrece ningún tipo de daño o riesgo para la salud.

Fuente: Imujer