¿Las embarazadas pueden depilarse con láser?

image

 

El tema de la depilación se complica a medida que el embarazo avanza, de pronto no puedes verte la pelvis y la zona superior de tus piernas, por lo que depilarse ya no resulta tan sencillo como lo era antes y es cuando se buscan otras alternativas, entre ellas la depilación láser. Pero, a esta posibilidad le sigue la pregunta: ¿Las mujeres embarazadas pueden depilarse con láser? Encontremos juntas una respuesta.

Debido a los cambios hormonales que atraviesan durante el embarazo, hay mujeres a las que les sale más vello que de costumbre y en zonas que quizá nunca habían tenido como por ejemplo, la cara y el abdomen. En estos casos la depilación con láser parecería ser la solución, sin embargo no se aconseja. Veamos por qué.

Los riesgos de la depilación con láser

La realidad es que no se han realizado muchos estudios respecto a las consecuencias de la depilación láser en las mujeres embarazadas, por lo que no hay información certera que los especialistas puedan aportar. Es por esto que varios dermatólogos desaconsejan la depilación láser en las embarazadas, para evitar posibles efectos secundarios desconocidos.

En algunos casos la piel queda manchada y en otros el tratamiento no funciona debido a grosor del vello.

Se han registrado casos en los que luego de depilar con láser zonas como las axilas e ingles, éstas sudan con más intensidad.

Con menor frecuencia se han encontrado casos en los que el vello aparece y crece en zonas próximas a la que se trató con láser.

De todas formas, lo más recomendable es recurrir a otros métodos de depilación, ya que como sabemos durante el embarazo tienen lugar muchos cambios en el cuerpo y no se sabe a ciencia cierta cómo una técnica como la depilación láser podría afectar o repercutir en la piel de la mujer.

Métodos alternativos a la depilación láser

Existen otros métodos de depilación, tales como las cremas depilatorias, cera caliente o fría, depiladoras eléctricas, y la ya clásica maquinilla o afeitadora desechable. Cada una tiene sus ventajas y desventajas, de modo que tienes que analizar cuál te da mejores resultados.

Por último y no menos importante, lo ideal y más práctico para ti será que durante tu embarazo acudas a un centro estético para que un profesional te realice la depilación. Puede que te parezca un gasto de dinero mensual que no tenías pensado hacer pero te garantizará mejores resultados, no olvides que con la panza será difícil depilarte tú misma, y no querrás pasar un momento vergonzoso en la playa luciendo una entrepierna mal depilada.

Fuente