Loading...

Lewis Hamilton (raccoonknows.com)

El Gran Premio de Corea ha empezado más o menos como el de Singapur, con Lewis Hamilton por delante de los dos Red Bull y dificultades generales con una pista muy sucia. La proximidad del mar y el polvo que arrastra la brisa han dificultado el trabajo de los pilotos, que han mejorado constantemente sus tiempos hasta el final de la sesión, a pesar de la degradación de los neumáticos.

Uno de los últimos pilotos en pasar por meta ha sido precisamente Hamilton, que había empezado la sesión con un trompo y serias dificultades para controlar su Mercedes W04, pero que ha mejorado su rendimiento a medida que los coches depositaban goma sobre el asfalto. El británico ha sido, pese a todo, medio segundo más lento de lo que él mismo fue el año pasado para encabezar la tabla de los Libres 1, pero en 2012 el compuesto más conservador fue el blando, mientras que este año se han empleado los medios.

Por su lado, los Red Bull también han marcado sus mejores cronos en los últimos minutos de la sesión, a pesar de que sus gomas tenían casi 20 vueltas de uso. Segundo Vettel y tercero Webber, los RB9 parecen en buena forma para repetir un paseo militar como el que vimos en Singapur. Pese a todo, Vettel aún ha tenido tiempo para rodar con un panel de sensores en el ‘barge board’ derecho, muy probablemente enfocado al desarrollo aerodinámico para 2014.

Rosberg ha completado el ‘sandwich’ Mercedes-Red Bull en las primeras posiciones, mientras que Jenson Button se ha colado por delante de un Fernando Alonso que por poco también repite la clasificación de Singapur, donde fue séptimo en la primera tanda libre. Hoy, el asturiano ha sido sexto y las primeras impresiones en Ferrari son optimistas: el alerón delantero modificado que ha montado en el F138 para compararlo con una versión anterior ha dado resultados, y las esperanzas en el box rojo pasan por acercarse a los Mercedes y dejar atrás a los incómodos Lotus.

Curiosamente, Kimi Räikkönen ha sido uno de los protagonistas de la mañana, cuando un exceso de gas en la última curva le ha llevado al piano exterior, adonde su E21 ha empezado un incontrolable sobreviraje que ha derivado en pérdida de control y golpe contra las barreras exteriores. A pesar de la alta velocidad a la que salen los coches de este delicado viraje a derechas, el finlandés ha podido frenar mucho antes del impacto y, aunque a sus mecánicos no les faltará trabajo para tener el coche listo para los Libres 2, ni el piloto ni el monocasco del Lotus han sufrido ningún daño. Apenas nada para lo que podría ocurrir en un viraje tan delicado y con el muro exterior tan próximo a la pista.

De vuelta al equipo Ferrari, Felipe Massa tampoco ha tenido su mejor día, ya que el inoportuno pinchazo de un neumático delantero le ha quitado tiempo en pista y apenas ha completado 13 vueltas para terminar décimo en la tabla, a 1″250 de la cabeza.

Fuente:TheF1